Peteroa volvió a aumentar su actividad fumarólica

El pasado fin de semana Peteroa volvió a aumentar su actividad fumarólica, luego de haberse pasado de la raya el día miércoles y rescatarse hasta el viernes por la siesta.

Cristian Peteroa se fuma catorce porros por día. Hace unos meses le encontraron una planta de marimba en la mochila y zafó porque para demostrar que era de «consumo personal«, armó y se clavó nueve fasos frente al juez.

De un tiempo a esta parte ha aumentado notablemente su actividad fumarólica, pasando a clavarse de unos doce en días de semana a entre catorce y veinte los findes. Más si va a ver un recital de ska o reggeae.

Peteroa esta todo el día re loco e insita a sus compañeros a aumentar su actividad fumarólica, «voy de grado 7 a grado 10 re loco por la vida» aseguró el quemado. Científicos del IAFC (Instituto de Análisis a Faloperos Compulsivos) comentan que la actividad fumarólica es una escala que se ha inventado Peteroa en sus estados de alucinación y no tiene ni aval científico ni referencias históricas, o sea que es inédita.

«Si me van a hacer una nota poneme la fotito del volcancito, turbinea más humo que yo en Los Cafres», comentó en estado de notoria alucinación a los periodistas de El Mendolotudo. Ese chabón (haciendo referencia al volcán) esta re loco, mansa actividad fumarólica se carga, cuando destile nos funde a todos, vaticinó el drogón.

Por lo pronto la abogada de Peteroa, Coca Ñazzo está tramitando la patente de la medida de la actividad faloperística impuesta por Peteros en la plaza del barrio donde vive.

ETIQUETAS: