No pierdas el glamour por más que tu flujo huela mal

Contraponiéndome  a la nota que hizo un par de semanas atrás Bestyal Ware en El Mendolotudo On line….

¡Ah,  perdón! – OLA K ASE ¿Como están? No contesten,  estarían saludando a una hoja. Yo genial, como escribía recién, vengo a  contraponerme a la nota “¿Cómo ser la mujer ideal para ponerla?” (click acá para leerla) de mi queridísimo amigo desde un punto de vista más bizarro, delirante y femenino.

Mujer, leete esto, sé dócil, delicada; persevera y triunfarás con cada uno de estos tips para ser una persona amena cuando te guste alguien. Y vos hombre aprendé a descifrar señales:

Nunca pierdas el glamour damita:

Aunque los tacos te estén rajando el talón de Aquiles y tu juanete esté por estallar cual grano de Mark Zuckerberg. Aunque el único brillo que tenga tu remera se despegue: pegalo, haceme caso, con saliva, con un moco, con tolueno, con SuperGlue (cianocrilato), o con cualquier cosa como estas que lleves en tu cartera.

Nuestro lado femenino es como si despidieran feromonas, ellos las huelen y nada, andá poniéndote en cuatro y si te gustan los números más elevados hacele al 69.

Hacele notar al macho que sus gustos son geniales:

Si el flaco te dice: – Soy un aficionado de la lectura bio-neuro-fisiológica.

Vas a contestar así: – ¡Muy interesantes gustos! Es increíble como en la antigua Grecia se estudió el cuerpo humano con la finalidad práctica que rebasa el simple planteamiento de conocer por conocer la curación de las enfermedades.

Así no: – ¿Aficionado? ¿Por eso relacionado con la fisiología?, está buena esa materia, yo la aplico siempre que me duelen las mitocondrias o el bulbo (no vulva) raquídeo.

Otra: – Estudio profesorado de química, es mi pasión, ¿te gusta la química?

Vas a contestar así: – ¡¡¡Sí!!! Me interesan muchos los fenómenos que provocan cambios entre los iniciales y los finales de un sistema. Reactivos o reaccionantes y productos de la reacción, ¡mmmm que placer! (mientras movés tu cabeza en cámara lenta para que se note tu cabello voluminoso, brillante y nitrogenado).

Así no: – Lo único que sé de química es que un Átomo es un supermercado, que los Gases son pedos, que si inhalas el aire de un globo con Helio te sale la voz de Buonanotte, que el Níquel debe ser algún cantante de reggaetón, que la Valencia del Hidrógeno debe ser alguna hermana de Marcos y que Plata no tengo.

Antes de tener un encuentro íntimo googleá un poco de futbol:

A la “mayoría” (resalto la palabra porque hay especímenes a los que no les gusta el fútbol y se creen muy diferentes por eso y son todos unos pelotudos atléticos más grandes que el estadio Rungnado May Day, de Corea del Norte)  les gusta ese deporte. Un hombre sería feliz si nos quedamos viendo un partido de futbol con ellos (y lo entendemos; al partido, no a ellos, eso es imposible). Y si al flaco no le gusta que compartamos esos momentos con él, que se busque un travesaño.

No seas disléxica si le escribís por chat a tu próximo cuerpo:

Acordate del glam, de tu parte femenina. No pongas muchos emoticones porque vas a parecer bipolar J L :p (no).

Noooooóóó eeezzzcrrríiììììbazzz hhhaaasíííííììììiììiiiii (disléxica de mierda) y cuando te rías pone: Jajaja (con tres “ja” basta): no pongas jajajajaajierjsgfausyg porque los señoritos no van a saber si estamos excitadas, enojadas, si tenemos párkinson o si nos estamos pajeando con el teclado.

Habla con palabras decentes:

No es: – Hola loco chabón. Es : – Hola ¿cómo estás?; no es: – Me voy a  desangrar y me va a violar Drácula si sigo menstruando de esta manera, es: – Estoy indispuesta; no es: – Me re cabió tu onda tontoculiado; es: – Indefectiblemente me caes más que bien.

Mujer levántate y anda, levántate a un chongo y anda… a un telo. Y que pague él, UN TELO, no un galpón de mala muerte con ratas rondando por esa cama redonda con olor a espermicida.

Finalizando estos tips me animaría a decir que ahora la ley de la vida no es que uno nace, se reproduce, toma fernet y muere de cirrosis: la nueva es:  Nacés, te haces la chota con los flacos, chamuyas, chamuyas, intentás reproducirte, chamuyas, te seguís haciendo la chota, seguí chamuyando que vas bien y morís.

Como dijo el gran, pero gran Diego Capusotto: Mujer; Cuidate (de los chomas), querete, ojito, OGT.

¡Au revoir! Hasta la próxima si no morimos aplastados por meteoritos alienígenas.

También podes leer:
Mitos pelotudos se la niñez

El año pasado escribíamos:
Mi encuentro conmigo y él

ETIQUETAS: