¿Qué pasaría si el día del inodoro hubiese caído justo en el día de la mujer?

Como muchos de ustedes saben, en el día de ayer se festejó “El día del hombre”. La historia nunca nos benefició a la hora de elegir fechas festivas, por ejemplo, piensen en el glorioso Día del Padre, fecha que es una mierda, porque te llenan de regalos comprados con tu propia plata. Lo mismo pasa con nuestro cumpleaños, Navidad, Reyes Magos y cuanta fiesta aparezca. Como siempre, nunca nos llevamos el merito nosotros; o bien se lo lleva el gordo pedorro de Santa; o los tres pedófilos que son Reyes al pedo, porque los regalos los garpa uno; o es un miserable ratón (Por el ratón Perez).

Ayer desperté y en las redes sociales habían varios saludos por nuestro día. No pude evitar pensar en voz alta “Ya era hora la puta madre, vivimos laburando, nos merecemos un puto día al año como reconocimiento, la concha de la lora” A lo que mi mamá me dijo: Rata, dejá de insultar. Y quedo: “Ya era hora, vivimos laburando, nos merecemos nuestro día”.

No pasaron segundos hasta que seguí bajando en mi time line y descubrí publicaciones de minas saludando a unos retretes, también no faltó la boluda poniendo “Feliz día a los hombres…de verdad” PARA UN POCO REINA DE LAS INDIRECTAS, ÍDOLA DE LA PROSA. Como siempre, todo festejo que involucre a un hombre, va a estar acompañada de algún comentario agreta de una de las cuantas mal puestas al azar que nos rodean. No puedo entender todavía, quien fue el forro que nos puso en la misma fecha que el inodoro ¡Mirá que hay que ser malo en la vida he!

Me dieron ganas de ir a quejarme con alguien, pero recordé que había amanecido con una erección matutina y que quejarse por esas boludeces es cosa de minas.

“Es cosa de minas” quedó retumbando una y otra vez en mi mente, y sin dudas pude visualizar el flor de quilombo que armarían las mujeres si les hubiese tocado a ellas compartir el día con un retrete. Como toda injusticia que le pase a una mina, siempre se le atribuye al machismo, por lo tanto de entrada cagaríamos los hombres, lo que nos llevaría a soportar de arriba otro “Día 4”.

Imaginé marchas, manifestaciones, petes negados, y muchas, pero muchas campañas con mujeres en bolas. Después no quieren que seamos fisonomistas, pero cuando quieren generar conciencia lo primero que hacen es colgar la tanga, quien las entiende.

Por suerte todo esto solo murió en mi imaginación y nos tocó a nosotros que ya estamos acostumbrados  y la verdad es que a todos les importó muy poco, es más ni a mí me importó tanto y escribí esta nota mientras cagaba…

ETIQUETAS: