Realiza voto de silencio para que la mujer lo deje ir a la Fiesta Mendolotuda

9 de Julio y Montevideo.

Jorge Marco Albero Solis es un profesor de física de la Universidad Tecnológica Nacional y habría prometido no emitir una palabra hasta el sábado con tal que su mujer, Elsa, lo deje asistir a la Fiesta Mendolototuda.

“Mi marido está todo el día hablando de física cuántica y paradojas existenciales y la verdad me tenía los ovarios por el piso. Incluso llega hasta el punto que todo lo hace con acertijos y ya no lo aguantaba mas, hasta que ayer vió que el próximo sábado se realiza la 2º Fiesta Mendolotuda y me pidió ir, a lo que me negué. Después de un rato llegamos al acuerdo que fuera pero si hasta esa fecha no mencionaba una palabra”. Esto nos contaba Elsa.

Además agregaba: «Jorge es alguien especial. Desde hace años está obsesionado con la paradoja del Gato de Schrödinger donde se plantea un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso y un dispositivo que contiene una partícula radiactiva con una probabilidad del 50% de desintegrarse en un tiempo dado, de manera que si la partícula se desintegra, el veneno se libera y el gato muere. Al terminar el tiempo establecido, hay una probabilidad del 50% de que el dispositivo se haya activado y el gato esté muerto, y la misma probabilidad de que el dispositivo no se haya activado y el gato esté vivo. Según los principios de la mecánica cuántica, la descripción correcta del sistema en ese momento (su función de onda) será el resultado de la superposición de los estados «vivo» y «muerto» (a su vez descritos por su función de onda). Sin embargo, una vez abramos la caja para comprobar el estado del gato, éste estará vivo o muerto. Ahí radica la paradoja. Mientras que en la descripción clásica del sistema el gato estará vivo o muerto antes de que abramos la caja y comprobemos su estado, en la mecánica cuántica el sistema se encuentra en una superposición de los estados posibles hasta que interviene el observador. El paso de una superposición de estados a un estado definido se produce como consecuencia del proceso de medida, y no puede predecirse el estado final del sistema: sólo la probabilidad de obtener cada resultado. La naturaleza del proceso sigue siendo una incógnita, que ha dado lugar a distintas interpretaciones de carácter especulativo. ¿Interesanto no?»

Volviendo a Jorge… ¿cómo podrá continuar su vida sin hablar? Contactamos a un alumno que no nos quiso dar su nombre y nos decía: “Esta mañana lo tuvimos en el primer módulo y escribió todo en el pizarrón, incluso cosas innecesarias. Igual ya está grande para hacer estas boludeces.”

A la hora de tener contacto con Jorge Marco nos pasó el siguiente papel:

También podes leer:
Una vez más, El Mendolotudo logra un TT en Twitter 


ETIQUETAS: