San Juan, una provincia en proceso de aprendizaje

Antes que comience la nota, y como siempre decimos desde El Mendolotudo, no tenemos nada contra San Juan, pero bueno… «nos la dejan picando».

Resulta que con toda esta fiebre enfermiza por el Dakar, un gran amigo mio intuyó que soy un ferviente seguidor de esta competencia, que amo los autos y que no paro de seguir el minuto a minuto de este rally. Así fue como peleó y consiguió unos pases para ir hasta San Juan y estar con los corredores, ver como arreglan los autos y formar parte del «íntimo e interactivo» durante ese día.

Mientras recorría las carpas, no paraba de pensar que habiendo tanta gente que se moría por estar ahí, el elegido había sido yo. Son esas pequeñas cosas que no entiendo porqué las permite Dios. Eso y que se queme un orfanato, pero bueno, así es la vida.

Más allá de toda la competencia, y a lo que va realmente la nota, es que antes de llegar a este lugar llamado «El Zonda» (nombre de un viento netamente mendocino) tuve la posibilidad de recorrer parte de San Juan y ver innumerables carteles, movidas de marketing, estrategias publicitarias, campañas de venta y muchas cosas más aprovechando al turismo repentino que no estarían ahí mas de dos días.

Empezamos con la bienvenida del señor intendente Mario Tello. ¿Para qué gastar en modernas marquesinas luminosas si podemos hacer un pasacalle de arpillera?

Seguimos la recorrida en búsqueda de la caravana, guiándonos por la gente agolpada a los costados de la ruta aplaudiendo a cual auto, moto, camión y cuatriciclo pasara. Hasta que divisé un cartel en el que algo no estaba bien. Y al corroborar en mi moderno celular, efectivamente los responsables de vialidad de San Juan le cambiaron el nombre a este procer: Ignacio de la Roza por Ignacio de la Rosa.

Tomando la circunvalación, algo llamó mi atención…

Pero no todo es solo viaje, así que decidimos comprar puchos y buscar algún lugar para comer antes de llegar al autódromo en donde estaba todo el campamento del Dakar.

Mucho no nos convenció ese lugar y nos fuimos a comprar a un Carrefour. Al llegar a la línea de caja nos encontramos con este carte y una particular «caracteríztica»:

La genialidad de la gente buscando aprovecharse de la posibilidad turística se hacía presente.

Luego de divisar toda esa oferta comercial, por fin llegamos.

Descubrimos que San Juan es una provincia en donde se vive al límite…

… y además son muy liberales.

Respecto a lo que pasas con la situación actual del gobernador sanjuanino descubrimos que hay quienes le dan su apoyo y otros que ni siquiera lo acompañan en este duro momento.

Los que están a favor:

Los que están en contra:

Pero lo importante es que él se visita a sí mismo.

Y siguiendo en la política, los sanjuaninos ya proyectan a Cristina a futuro.

Sanjuaninos, los mejores de esta Argentina ficticia:

Se nos hacía tarde y del Dakar ni noticias.

El día llegó a su fin y estos gatos tenían que volver a Mendoza.

Mas suerte tuvo mi amigo, que se volvió en coche – cama junto a Jessica Alba que promociona los mejores paisajes sanjuaninos.

Nota al pie 1: si quieren ver algunos de nuestros fails mendocinos hacé click acá: http://www.elmendolotudo.com.ar/2011/01/03/un-par-de-fails-de-nuestra-provincia/

Nota al pie 2: en realidad estas imágenes me las mandaron a mi facebook. Yo fui derecho al Dakar y acá está la prueba:

ETIQUETAS: