Lo peor que le puede pasar a una…

-¡Hola, ameaaaa! -Me causa gracia que me digas “amea” Betiana, ¿qué pasa que venís tan contenta? -Jajajaja ¿se me nota? -Como la pija a un hombre con joggings. -Jajajaja ¡y gris! Bueno, te cuento... ¡La…

Historias de sexo de gente común

(…) Hacemos cambio de roles, ahora la silla me toca a mí. Me atás las manos por la espalda, me agarrás tan fuerte que no puedo ni estirarme para adelante. Lo primero y súper necesario…

Sexo, pudor y lágrimas

Un día me cansé de seis meses de espera y decidí hacer la gran jugada, sin importarme qué pensara, si, al final, eran inevitables esos pensamientos. -Le mando un mensaje privado y que sea lo…

Coger con Leo: del celular a la cama

Como la mayoría de las situaciones al momento de conocer a alguien en éstas épocas pasan por redes sociales, ésta no era la excepción. Un día, inicio sesión y tenía una solicitud nueva de amistad:…

Partuzas clandestinas II

Si aún no han leído la primer parte acá se las dejo: Partuzas clande­­­­stinas I Me sorprendió la decisión con la que el Pali me quería llevar a la pieza, siendo que el resto de la…

Partuzas clandestinas

Conocí hace muy poco a una mina que me cambió la vida. Sí. Divertidísima y bizarra como ella sola. Una mina que me hace sentir ultra cómoda, al punto que parecíamos amigas de toda la…

¡Cómo me calentás, Fiore!

No tengo favoritismos entre mis contactos de facebook. Con algunos tengo más afinidad que con otros, a algunos (y algunas) los conozco personalmente, a ALGUNAS les he dedicado algunas notitas también (ahí entras vos, Damita…

El tipo que potenciaba mis pajas

Hoy en día en Internet uno encuentra todo lo que se necesita. Fue así que con un ojo buscaba precios de consoladores y con el otro buscaba a alguien que tuviera un consolador entre sus…