Cuatro cuentos cortos impactantes

Harto de morir Damián se había muerto hace un par de años. Ya se había acostumbrado. Se resignaba a morir como le había tocado. La otra vida ya había evolucionado, ahora los fantasmas se entretenían…

31 días

Fue un mes a la espera del llamado. Habían pasado exactamente treinta y un días desde aquella noche que salia, con olor a frituras y los dedos arrugados como jubilado de tanto lavar platos, del…

Morbo

Está en todos lados, ahora por ejemplo ustedes los mueve el morbo de saber cómo va a terminar esta lucha narrativa entre un pito de plástico y un escritor desprevenido compartiendo su opinión. Esta actitud…

Otoño

Pateaba las hojas restantes del otoño de la calle Arístides acumuladas por el abandono gracias a una seguidilla de noches frías mientras caminaba a encontrarme con Molly, habíamos acordado vernos porque tena muchas cosas que…

Bitácora al infierno – Parte 1

Me parece lo más afirmado que la primera oración que contenga este texto, sea una advertencia a alejarse, lector. Bloquee el celular en este momento, apague la computadora. Vamos, despréndase de este alma corrupta sin…

Vampichoco por Vampichoco

1 - ¿Cómo conociste el Mendo? ¡Uff! pasó hace bocha, no me acuerdo si fue en xvideos o si derrepente me desperté una mañana y vi que tenia pintado hasta el orto con un stencil…

Nuestra historia hot en la oficina

No era mi primera vez, de hecho había vivido muchas diferentes en múltiples ocasiones pero ninguna como esta. Era la primera vez de una entrevista laboral con una mujer tan atractiva. No me la vi…

Y desaparecí…

Dicen que los secretos dejan de ser secretos después de que los contás, yo creo que los secretos son las cosas malas de las personas. Uno... por mas que sea con buenas intenciones, su propia…

Las Heras, según un “Lasherindio”

Dentro de las tierras caóticas del averno al que llamamos país. Encontramos diferentes capitales del pecaminoso camino de ser negro. Las heras city más conocida como las arenas del parripollo. El criadero de yonatans y…

El conejo de pascua me visitó la trastienda

Era una mañana fresca, el olor a café reinaba en el “santuario mendolotudo” (así llamábamos al café Isaac Estrella los más jóvenes del staff), Tulio lustraba nuestros vasos especiales, unos con formas especiales, específicos para…