María Conchita y su punto de vista tan pe-culiar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Debido a nuestras subas y bajas de la página, la semana pasada no pudimos sacarla, pero esta semana viene por partida doble.

Esta semana me tiene un poco más atareada. Cleotilde se tomo el palo a New York City y yo estoy en esta city con sus hijos y Torcuato que trabaja como chancho asique estoy jugando a la mamá por esta semana. Comprenderán saber ahora el motivo de mi mala onda.

La última vez hablamos de las comodidades, ahora vamos a hablar de las cosas que incomodan acá.

Se te va a caer la cara por saludar con un beso? No creo cariño. Yo más o menos sabía esta historieta de no al contacto físico, pero  nunca imaginé que iba a ser TAN así. Mi primer semana en New York no fue tan trágica porque estaba con muchas chicas de distintos países y aunque parezca imposible uno siente ese cariño invisible cuando te saludan con un apretón amigable a las siete de la mañana. Eso sí, descuenten de eso a las Alemanas porque creo que si te saludan tuviste una suerte de telekino. Sin embargo cuando llegué a mi familia ellos tienen bastante claro el tema de las relaciones afectivas latinas, ninguno dudó en darme un abrazo en el aeropuerto, pero ya no se sentía lo mismo. Todavía me acuerdo de la situación poronga que pasé en una reunión, yo saludando con un beso y la gente pensando si de verdad me faltaban algunos caramelos en el frasco.

Con respecto a los saludos, acá se dan un apreton de manos  que puede venir acompañado de una sonrisa forra o sincera, pero se parecen mucho. Pero si hay algo que me da por el centro del útero es que cuando entrás a un local no te digan hola, te digan cómo andás? De verdad te importa? Tenes tiempo? Te cuento … claaaaa así cualquiera. Si no vas a ser nunca mi amigo y lo que de verdad te interesa saber es que te voy a comprar. Acá tenes dos alternativas: respondés con un hola bien sorete o haces lo peor, que es responder con la palabra bien y acto seguido clavas el Y vos? Y le cagaste la mañana. Me saca de mí porque me ace acordar a un vecino que, al margen, SI le faltan unas corridas de ladrilos. Me ponía de mal humor a la hora que fuese, yo pasaba y decia hola y el decía chau, cuando yo decía chau el decía hola. Hermano que pito te cuesta responder con la misma palabra !! Son reglas sociales !! Ahhhhhhhhhh no te banco !!!

Volviendo:

Todavía no entiendo porqué en TODOS los supermercados existe toda una góndola completa llena de tarjetas de distintas formas de exresar felicitaciones, cumpleaños, casamientos, viudez, día del padre, madre hermano y heladero seguro. No es que sea extraño del todo, pero Yo te mando vos la abris, la lees, expresas un aww  bastante emotivo para ser vos y la pones en el canasto de reciclado. Fin de la tarjeta. Pero como no todo termina ahí y vos te sentis como una bola de mierda por tu expresión barata, vas al supermercado más cercano y compras una tarjetita y haces lo mismo. Con el fin de que la otra persona tambien tenga la posibilidad de poner algo más en su Recicling bag. Siguiendo adentro del supermercado, todo es grande, la leche viene por un litro y medio mínimo. La panadería es una mierda y es imposible encontrar antitranspirante en aerosol. Son muy ecologistas estos muchachos, pero el desodorante en barra me saca de quicio y es lamentablemente lo que tengo que usar.

Última sacada de cuero y me tomo el palo:

El finde pasado fui a una presentación de equipos de basquet en una universidad bastante cheta. Todos estaban producidos lo suficientemente para que todos simularan estar casualmente vestidos de último momento. Eso es así en todas partes del mundo. Volviendo a la presentación: No me gustó un carajo. Mucho griterío mucho sentimentalismo a la universidad y mucha porrista poniendo cara de que es la persona más feliz del mundo. Deglutí dos horas sentada en un banco de mierda, escuchando gritos y viendo videos de viejos jugadores nuevos jugadores y creo que también de futuros y bla bla bla bla bla ….  Yo comprender que basquet es un sentimiento en este país, pero demaciado cotillón para una presentación. Primero la mascota del equipo asusta, es una especie de hombre con cara de villano con guita. Los jugadores estaban en un estado de extasis muy por encima de lo que uno esperara. Una banda de música toda vestida de amarillo patito tocando Bad Romance. Escalofriante sería la palabra que ellos usan acá. Yo usaría algo así como una garcha. Jugaron quince minutos y después hablaron como cinco personas distintas por un microfono y después hicieron concursos para ver si algún estudiante zafaba de pagar todos los libros del semestre (aproximadamente mil dólares agregado a lo que pagan de cuota mensual).

Es al pedo, en todas partes del mundo hay cosas que no nos gustan. Yo por lo pronto aprendo a lidiar con lo que NO me gusta y disfruto lo que SI me gusta. Me voy a seguir persiguiendo el sueño americano.

Los quiero. Xoxo ….

ETIQUETAS: