Una juntada para bravos: esto no es moco de pavo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sonaban las 2 am de un miércoles cualquiera, éramos cuatro valientes encarando la charla nocturna, sabíamos lo que queríamos y queríamos lo que no sabíamos. La noche estaba a nuestro destino. Entendíamos el significado de la aventura que estábamos por encarar. Cada uno intentaría desentrañar el significado de lo que se trataba.

Facsf era el primero en encarar tamaña tarea, de saber si seguíamos desenmarañando las vicisitudes del mundo o jugábamos al póker…  Poker o seguir hablando y hablando… falta el Natalia Natalia y estamos todos.

Los fondos buitres, el tratado de Versalles, El Gato Pardo y anécdotas del boliche. Un cocoliche (valga la rima)… Aparece Cuentín con unos puros y pisco, la cosa se está desmadrando… mejor dejo el teclado y paso la posta….

El Gurkha nos dejaba imaginar un poquito lo que es la noche y nosotros teníamos el pisco salvador. Solo un par de cosas podían “destilar” la noche, Facsf y su teoría sobre el capitalismo o Bairoletto enseñándonos algo más del porqué de las cosas. Me acuerdo de “Los Sospechosos de Siempre” y suena Led Zeppelin… ¿¿¿mala combinación???

Aún no sabemos qué fue lo que nos llevó al derrape, solo sé que, después de tantos tratados y analogías, casi llegamos a reconstruir el imperio romano.  Sobre una mesa endeble aparecieron las cartas de póker… se acabaron los amigos… ahora somos cuatro desconocidos intentando robarnos los centavos que portamos encima, entre mano y mano, ente dos que no entraron al “river” y otros dos que se mienten cara a cara sin piedad, se torna denso el ambiente… es sabido que cuando hay dinero en juego no hay amistades que valgan y acá, entre estos diablos vestidos de mártires, se debate la mano más alta. Me dicen el Gurkha porque me asemejan con los asesinos nepaleses y en esta mano, creo que un “amigo” será mi verdugo.

Pasaban las manos, las caras cambiaban. Pero la premisa seguía siendo la misma. No podíamos desentrañar el significado real de la juntada. Entendíamos que el pasado nos daba la puntada madre para poder presentar el futuro.  Teníamos la respuesta en nuestras manos, todos en la punta de la lengua estábamos por esbozarla.  Pero nadie se animaba a coronarla.

La respuesta a todos nuestros interrogantes, después de haber pasado por la historia de la humanidad, las guerras más importante, los dioses griegos, las deidades principales, los pensadores más encumbrados y los más temibles villanos, era sin dudas una sola…

Y la respuesta estaba en el libro forro de Dan Brown… la única solución a todos nuestros problemas y la única causa de todos nuestros problemas es sin más…

LAS MUJERES…

También podes leer:
¡Si hay gente rara en Mendoza! (Facsf)
La frase que salvó al mundo (El Gurkha)
Holliwood no es perfecto (Cuentin)
El adiós a mi musa (Bairoletto)

El año pasado escribíamos:
Diferencia conceptual entre machaza, linda y rica