Verso funesto… viejos ponjas estaban matados hacia bocha

Luego de que los japonecitos se jactaran de ser los más longevos, de que vivían más que el resto de los mortales, de que tenían más años, mas dulces y mejores, porque son primer mundistas, porque son buenos y porque sus familias adoran y respetan a los ancianos, la ultima noticia les cayó como un harakiri riquísimo en el centro de la panza.

Encontraron al hombre (en teoría) más longevo de Japón, muero hacía nada más y nada menos que 30 años!, si leiste bien… 30 años!!!! ¿Se imaginan el olor a momia que debe haber habido en esa habitación?

Se nota como los pojas conchudos quieren a su familia, hacía 30 pirulos que los hijos (de puta) del fiambre no pasaban a ver que onda, a ver que contaba el viejo.

Nos comunicamos con Tupitito Nofunka, primo de Tukulito Sakayama, quien dice ser amigo de uno de los hijos del viejo mortadela. Les traducimos algunas de las partes más interesantes de la nota:

  • Nos parecía raro que el viejo estuviese siempre durmiendo y con telaraña en la cajeta, pero… siempre fué tan calladito el hombre.
  • Una vez me calenté porque le fui a dar la sopita y no me respondió, ni siquiera me miró… se la dejé en la mesita de luz y no fui más, por desagradecido.
  • Una vez le quisimos hacer un favor y le alquilamos una puta, ahora que veo el parte médico de la suripanta entiendo el porque de la cirujía que hubo que hacerle para extirparle el miembro del viejo. Y nosotros que creíamos que era una estafadora…
  • Al viejo le gustaba mucho el guiso de lentejas, por eso nos bancabamos el olor a cloaca en la cuadra.
  • Y yo que le creí al canibal de mi primo que el viejo era cojo cuando se lo dejamos para que lo cuide una semana… que pelotudo!!!

Japoneses pavotes, mejor sigan con el karate y el sushi.

ETIQUETAS: