5 cosas que NO tenés que hacer para levantarte una mina en un boliche

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si hay algo que he hecho muchísimas veces a lo largo de mi vida es salir a boliches. Y como levante no tengo, entonces me pongo a estudiar mi alrededor. La gente que asiste, las cosas que pasan, y claro, las tácticas de nosotros los hombres para levantar minas. Algunas funcionan, pero la gran mayoría no y desconozco el porqué se hacen una y otra vez.

A continuación expongo (a mi criterio) cuales son las cosas que uno tiene que dejar de hacer si quiere conquistar a una mujer en un local bailable.

Tocar el pelo

Pocas veces se va visto que una chica caiga rendida a los pies de un flaco por el solo hecho que este le toque el pelo. Y cuando digo esto no me refiero a tocar con un dedo un pelo, sino ese trabajo armonioso que el susodicho realiza extendiendo sus dedos y en forma de pinza agarra un mechón de pelo de la minita que va pasando, y lo va deslizando lentamente hasta finalizar en la punta floreada. La duración de este acto es directamente proporcional al largo del pelo que se haya agarrado. Todas, pero todas las veces esto termina en…NADA, así que no lo hagan nunca más. Esto se ve mucho en boliches como Apeteco, Iskra, La Chimere entre otros.

Agarrar la mano a la pasada

Esta práctica es realizada en innumerables oportunidades durante la noche bolichera, incrementándose la fuerza de retención a medida que pasan las horas de la noche. Al principio es algo delicado, muy parecido a la “tocadita de pelo”. El flaco extiende su mano hasta agarrar la de ella y si ve que no pasa nada, sutilmente la suelta. Esto pasa alrededor de las 2am, pero ya cuando se hacen casi las 5am la fuerza con las que son agarradas las manos de esas señoritas es similar a la fuerza de Luke cuando agarra su sable luminoso. Acá ya hay poder, obligación e insistencia. La chica en cuestión logra soltarse cuando con ayuda de sus 8 amigas tiran en sentido contrario. Abunda en boliches como Alquimia y Al Sur.

Bailar y rozarla a propósito

Esto es cuasi chistoso para el que le toca estar en una posición tal que pueda observar este acto. El muchacho protagonista aprovecha el tema movidito para que, sutilmente, su cuerpo haga contacto con el de la femme. Empiezan por el codo, de a poco se van acercando mas hasta ya tomar contacto antebrazo con antebrazo  y terminar directamente espalda con espalda. A la mina esto le termina molestando porque la mayoría de las veces empieza de forma sutil y se termina de manera desaforada, casi imitando a un perrito en celo que se le prende a la pata de su dueño. Principalmente se puede apreciar esto en el boliche cuyo nombre empieza con «S» y termina con «canner».

Quedarte quieto mirándola por más de 3 segundos

¿Por qué? ¿Ha?, posta, díganme… ¿Porqué alguien cree que estar parado con un trago en la mano, un pucho en la otra manteniendo la mirada fija en la mina sin moverse, esto va a resultar? Muchachos, ¡esto le funciona a Mariano Martínez o Brad Pitt, pero a vos no! Hay cosas que no atraen a las minas, y una de ellas es simular una parada sexi cuando eso no está en nuestra naturaleza. Muchas veces esta acción es practicada en reiteradas oportunidades sin obtener resultados positivos algunos. Muy aplicado en bares – boliches como PPTH.

Chamuyo barato

Cuando digo chamuyo barato ni siquiera es el de 2$, sino que hay algunos de $0,75. Hay muchachos pasados en gimnasios que se enfocan tanto en sus bíceps que se olvidan de como “parlar” bien a una mina, entonces caen en el recurso del conocido “a vos te conozco de algún lado”, o “hace mucho que no veo una mina tan linda como vos”. Ni hablar del conocido “sos igual a una ex que tenía” y la tan afamada pregunta con respuesta “¿Qué estudias? ¿En serio? Mi prima segunda por parte de mi tío abuelo estaba estudiando eso creo”. A pesar que se creía extinta, se ha comprobado que hace poco en Cariló se habría usado el “¿De qué signo sos? En fin, a estos muchachos no me queda más que decir que lean más. La lectura perfecciona la parla.

PD: agradezco la ayuda de Sabrina y Bárbara para el armado de esta nota.

También podés leer:
Mi vieja se hizo un Facebook

ETIQUETAS: