Fieles mendocinos marchan honrando a San Seacabó

.

.

Dicen que la fe, mueve las montañas; que la tempestad dura lo que el sol tarda en alejarla. Y yo estoy aquí, llueve en mi ventana; solo con mis ganas de encontrarla. Hasta el sol de hoy no la he vuelto a ver; Hasta el sol de hoy yo no sé mañana, y qué puedo hacer se secó mi alma.

.

.


Hoy en día es difícil no creer en algo o alguien. La naturaleza humana esta en permanente búsqueda de respuestas, alunas veces acude al diccionario y otras a fuerzas sobrenaturales. Y es así que fieles auto convocados luego de las últimas paritarias, peregrinan hacia el santuario de San Seacabó ubicado en Tres Porteñas, Cuidad Autónoma de San Martín. Tratamos de averiguar el porqué de la locación, y la respuesta fué que ahí encontraron un terreno abandonado.

.

Esta devoción empezó hace poco, el sábado pasado mas puntualmente y en este período ya son 34 los fieles de este nuevo santito, que tanto nombramos cuando algo se acaba. Dicen que todavía no realiza ningún milagro, pero que están pendientes a algo sorprendente, como que se acaben los recorridos fuera de hora de los micros, o el quilombo de tránsito en horas picos en el microcentro mendocino, o porqué no los ñoquis en el gobierno.

.

Pudimos hablar con Humberto Sanchez de Thompson, vocero de los fieles y esto nos decía:

«Nosotros queremos dejar en claro que no siempre este nuevo santito cumple, así que a aquellos primerizos que se congreguen a este movimiento, tengan paciencia, y verán que todo fluye. En realidad a ninguno de nosotros se le ha cumplido ningún pedido, pero estamos atentos todo el tiempo. Ojalá que se nos dé. Yo pedí que se acabaran las encuestas telefónicas y las colas para hacer trámites.»


La historia del Santo es algo confusa. Por lo que nos contaron se trataba de un joven, oriundo de San José, que sufría bastante cuando las cosas se acababan, desde su secundario, sus noviazgos; y aparentemente (a pesar que es solo un rumor), también sufría de eyaculación precoz, y cansado de esto realizó un tratamiento que acabó con su vida. Parece que todo estaba escrito para que este muchacho siempre acabara con las cosas de alguna manera. Y por lo general de forma rápida.

Sus familiares y amigos no están muy de acuerdo que se venere a tal salame, pero en fin, las creencias son cuestiones personales, y aquellos devotos de San Seacabó están chochos de tenerlo. Nos confirmaron que se estaría tramitando una nueva Iglesia, en donde terminada la celebración, en vez de escuchar el típico «AMÉN», se podrá oír «SAN SEACABÓ!».

.

Para todos aquellos que quieran sumarse, el próximo 29 de Septiembre se irá desde el Papagayo hasta Tres Porteñas caminando, o en auto, o como quieran.

.

Hacele vos tu pedido a San Seacabó.


Acá te dejamos la estampita con la oración para que reces antes de ir a dormir:


.


ETIQUETAS: