Insólito, se fumó un joystick y terminó en el Central

En la madrugada de anoche apareció intoxicado en las puertas del Hospital Central el joven Roberto Shiba. Llegó al lugar en un estado de intoxicación grave, luego de fumarse un joystick de Super Nintendo. Al parecer lo había encanutado en una caja de pizza y con un mechero lo había fogoneado hasta fumárselo por completo, con los botones «A» y «B» incluidos.


El hecho ocurrió luego de que el muchacho esuchó en la plaza del barrio a unos manyines que decían: «eeee vaggooo, vamo’ a fumarnos un yosti» (palabras textuales del señor Shiva). Roberto se quedó jugando a la payana con sus amigos y cuando regresó este grupete le llamó poderosamente la atención en el estado en el que volvían. «Se cagaban de risa de todo, hasta cuando tosían. Me pareció gracioso y quise hacer lo mismo, así que llegué  y me fumé un joystick del super nintendo que tenía acobachado en el placard» fueron las palabras del joven.


Le preguntamos sobre lo que sintió. «No se, estoy re loco, la crecita no la pasaba más, apenas me mejore me fumo uno de la play que tengo roto». Aparentemente luego le pegó la gula y se comió un cartucho del Street Figther, por lo que hubo que hacerle un lavaje de estómago también.


La familia ya le está pagando una clínica de rehabilitación donde se encuentra todo el staff de nivel X.

ETIQUETAS: