Las mujeres y el baño

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Y seguimos sumando grandes valores de la pluma mendocina y porque es una guasada de mina escribiendo y para que el equipo esté empatado entre damas y caballeros es que les traemos a «La dama del hamster». Como siempre, esperamos que todos disfruten leerla. La balanza está equilibrada, preparaos:

Soy feminista, defiendo a mi sexo, pero contra esto no puedo hacer nada. Con una mano en el corazón y dejando mi orgullo de lado, tengo que asumir que el equipo enemigo cuenta con una increíble  ventaja y no hay con que darle: tienen practicidad para que el trámite del baño sea veloz e inofensivo, y tienen razón al cuestionarse ¿Por qué las minas vamos en grupo al baño?

Siempre los hombres se intrigan por este gran misterio, y voy a tratar de sumergirlos en el complejo mundo femenino.

Síganme, no los voy a defraudar.

No importa si estas en un restaurant, en una estación de servicio, en un bar, o donde sea: siempre, la espera en el baño de minas es eterna…pero la situación de boliche pasa los límites, va mas allá de todo.

Estas meta chengue- chengue en un bolichón de por ahí, y en algún momento, el cuerpo te pide una pichona. Sabiendo que es lo que te espera, es difícil tomar el valor y mas si estas en la oooootra punta del boliche. Cuando la cuestión resulta imposible de evadir, terminas enfilando tus cachas hacia el infierno mismo. Empezás a transitar el pegoteado camino evaluando en detalle cual es el atajo más conveniente. A los primeros diez giles que cruzas le pedís amablemente permiso, pero después de que te pisaron cinco veces, te chorrearon el vestidito divino, el hombro y el codo con  tragos que van y vienen, te terminas calentando y empezás a meter codazos, cabezasos, patadones (o sonrisitas seductoras si el que tenés adelante tiene cara de pajero).Cualquier cosa vale con tal de llegar a la meta y acortar los momentos de pegote con el chivo ajeno.

Una vez terminada la travesía, llegas a la puerta del baño, y sin importar si el mismo cuenta con doce o con dos inodoros, siempre encontrás una molesta y poco motivadora cola. ¡Y te estas meando! Tratas de sumar valor, respiras hondo y te preparas para pagar el alto precio que tiene el valioso objetivo.  Miras a tu alrededor y ves todo tipo de especímenes, todas distintas, pero sospechas que todas tienen el mismo propósito oscuro: cagarte la noche!

Los personajes son los clásicos: pendejas en plena pubertad habando a los gritos, gatos, minas diosas, huecas, las que ni-fu-ni-fa, la borracha melancólica que no deja de llorar por el hijo-de-puta-que-se-esta-chapando-a-otra-sin-importarle-nada, chetas, la que solo habla de ella, la gordita que se puso una pupuera y le chupa todo un huevo, la enferma con el espejo, etc.

Miras y tratas de no escuchar, pero en el fondo, mezclado con la música al ritmo del tch tch tch se escuchan algunos:

  • POSTA La muy yegua no me deja de mirar!
  • Pero viste que está gorda-fea-mal vestida- mal peinada! POSTA
  • ¡Que feas piernas que tengo! POSTA
  • Nah boluda, ni da, osea… POSTA
  • Posta que-tal cosa-… POSTA
  • Es un pelotudo!Que chamuyo barato! POSTA
  • ¡Estos zapatos me hacen petisa! POSTA
  • O para cambiar el estilo:
  • ¿GORDA Lo viste?¿Con quien estaba?
  • GORDA ¿Tenes rimmel-delineador-brillito!?
  • No sabes lo que me dijo GORDA!!!!
  • GORDA Vamos a dar una vuelta y pasamos al lado de ellos!?
  • ¡¿Y que te dijo GORDA!?
  • GORDA ¿Estoy bien?
  • GORDA ¿Cómo esta el pelo?
  • GORDA No te la puedo creer! ¿En serio?
  • GORDA ¿Le escribo o no le escribo?
  • GORDA ¡Esta remera me hace las gomas caidas!
  • GORDA ¿Quedan bien las flores con el negro?
  • ¡Que fuerte que esta GORDA!¿Lo encaro?
  • GORDA ¿Me ato el pelo o me lo dejo suelto?
  • El pibe- chavon-chongo-culiado etc etc etc reeee esta con vos GORDA!!!! POSTA

Ahhhh!!!!Insuperable. Inexplicable. Insufrible. Es revivir el mismo deja vu una y otra vez….miles de voces chillonas revoloteando por tu mente, sin contenido, sin sentido.

Cuando volvés a la realidad pasaron 10 minutos, la cola recién avanzo dos personas y afuera esta sonando tu tema favoritooooo!!!! Ya está, te cambia la cara, ya la sonrisa se desdibuja, y decidís quedarte cual estatua para que no es escape nada(una estatua con mucha cara de culo, por cierto). No solo tenés mal humor, sino que te meas! La puta madre! ¿¿¡¡Que hacen dentro del baño!!?? No es tan difícil: te bajas el pantalón o subís la pollerita (no jodamos, que bien que cuando los quieren revolear por ahí, con apuro las sacan rapidito!), como mucho pensás en un pssshhh, sacas el líquido que después de tanta espera no entra más en la pobre vejiga, te secas la cachufelta, subís el lompa ¡y salís! Listo. Punto. ¡Haces feliz a una pobre pelotuda que esta esperando hace 15 min afuera! ¡Pero no, no sucede nunca… cada conchuda que entra al baño tarda por lo menos 4 minutos haciendo realmente no se que!

Cuando por fin después de 20 minutos te toca entrar, pasa lo típico: la traba de la puerta jamás funciona, así que después de una leve puteada apelas a la solidaridad de género y alguna mano caritativa siempre ayuda a tener la puerta. Y luego… ¡voila! Bajas lienzo- meas-secas-levantas lienzo- salís. Como mucho 30 segundos, nada difícil, nada complejo.

Todavía te toca recorrer el largo camino de vuelta hacia tu grupo, te secaron la mente, te liberaste de “ese peso de mas”, y ya estas lista para volver a las rondas….sabes que nada puede ser peor que lo que viviste, (¡a menos que tengas la campera en el guardarropa!).

Si todavía se preguntan ¿Por qué las mujeres nunca vamos solas al baño? Esta es mi respuesta… Las demás, no lo sé, pero yo prefiero ir con alguien  PORQUE SOPORTAR  TODO ESTE RITUAL DEL ORTO ES DEMASIADO PARA UNA SOLA PERSONA.