Los 5 días más inútiles del año

  •  
  •  
  •  
  • 46
  •  
  •  
    46
    Shares

Voy a hacer un ranking con “los días inútiles, los simpáticos y los infaltables”, hoy arranco con los primeros. Hay que reconocer que los argentinos somos vagos y buscamos mil maneras para zafar del laburo, aunque tengamos que usar nuestro poder imaginativo en su máxima potencia, porque para esas cuestiones sí que tenemos inteligencia mágica y celestial.

Hoy les quiero hablar sobre los días inútiles que tenemos los argentinos, los que festejamos y celebramos de alguna manera, aunque también contamos con esos que no son tan desechables pero que a todos o en su gran mayoría les caen simpáticos y por último los que faltan, los días que deberían tener más significancia y salir del anonimato.

Créame, no estoy juzgando a las personas, que quede claro, aunque hay que reconocer que muchas de ellas ayudan a que no simpaticemos con el sector al que representan, debido a la falta de compromiso en sus trabajos.

Empezaré con el primero de los 5 días que a mi criterio personal son inservibles o están más que devaluados.

Voy a entrar con los tapones de punta, sé que usted está frío todavía pero aquí voy.

1) Día del maestro, septiembre 11

Como el 2020 es un año lamentablemente atípico, me remito al anterior.

En un comunicado de la Dirección General de Escuelas del 4 de diciembre del 2018, se pactó tener 182 días de clases para el ciclo lectivo 2019.

365 – 182 = 183

Uhhh, qué lástima, por solamente 1 día no trabajaron medio año, ahhh pero pará, eso es sin contar las inasistencias por feriados, paros, cyber monday, días de enfermedad, ruedas del auto pinchadas (4 al año aprox.), viento Zonda, Patrono Santiago, etc, etc.

Podríamos hacer un aproximado pero la verdad se me pondría la piel de gallina si supiera el resultado.

En mi opinión para ir al grano, no debería existir el día del maestro a sabiendas que en la próxima semana, el 17 del mismo septiembre es el día del profesor y el mayo 15 fue el del docente universitario.

Habría que unificar todos y hacer sólo uno, el Día del Educador, así no vagonean tanto y el país avanza un poquitín.

N de la R: Aguante el ítem aula.

2) Día del trabajador del Estado , junio 27

Si lo festejaran dos días después, el 29, tendría más sentido, sería más gráfico e ilustrativo. Vagos crónicos y bien asalariados, lentos, irrespetuosos, descorazonados e insensibles.

Se la pasan fumando en la vereda y tomando mate toda la jornada, llegan tarde a sus puestos y 45 minutos antes de la salida ya no atienden ni a la madre.

Festejarles el día del empleado del Estado es favorecer y patrocinar esas conductas.

Yo, personalmente derogaría ese día sin pensarlo.

Ya existe el 1° de mayo, ahí entramos todos los que laburamos.

3) Día de la suegra, octubre 26.

Vamos… no me digan que es hermoso festejarlo y que esperan esa fecha con ansias, tenemos el día de la mujer, día de la madre, el día de sus correspondientes cumpleaños y ¿ahora esto?

Ya sé que es un día comercial, pero debe ser la jornada de menos ventas. Habría que intimar a todas las suegras y ex suegras a firmar una declaración en donde sean ellas mismas las que renuncien y desistan a este día. Repito como al comienzo, algunas se salvan, pero me remito a las estadísticas y al vox populi vox Dei.

4) Día del emoji , julio 17

El día mundial del emoji fue determinado por Jeremy Burge, creador de la Emojipedia. Se creó por una sencilla razón: es la fecha que figura en el emoji calendario que está en los dispositivos iOS.

Todos hemos usado de alguna manera un emoji en algún momento, pero tener un día mundial para celebrar es demasiado, es tan inútil como el del «Día del gamer «.

Imagínense a una madre haciendo la comida, con el lavarropas funcionando y pasando el lampazo en la casa, lunes 12:30 del mediodía, el hijo vagoneta de 30 años recién levantado en calzoncillos haciendo carpita, risueño y jubiloso le dice a su santa madrecita:

– ¡¡¡Vieja, hoy es el día del gamer, es mi día!!!! Haceme milanesas con puré y huevo frito.

Si esa señora le parte el palo del lampazo en la marula yo la perdonaría. Pasemos a otro ejemplo.

5) Día de pensar en positivo, septiembre 13.

Septiembre 14, me dice marchito y ojerudo mi amigo el Negro:

– Che, anoche tuve un sueño horrible, hasta premonitorio creo, desde ahora voy a pensar y actuar en positivo…

– Tarde Negro, el día de pensar en positivo fue ayer, vas a tener que esperar al año que viene. Le dije.

– ¡Qué! ¿no puedo pensar en algo lindo para mí ahora?

Y el Negro tiene toda la razón, cualquier día es idóneo y oportuno para pensar y actuar en algo positivo, entonces… ¿para qué existe un día para eso? Algo parecido sucede el 20 de marzo, día de la felicidad. ¿Acaso no queremos ser felices todos los días? Consejo: ignoremos estos días sin sentido pero antes hagamos historia: Este día de pensar en positivo fue instaurado por la psicóloga Kirsten Harren que harta de sentir dolores en las rodillas y que la medicina convencional no podía eliminar, decidió que pensar en positivo sería la cura para dichas angustias, aunque ya hoy en día y desde hace varios años el cannabis elimina esas preocupaciones y mucho más de lo que la doctora nunca se hubiera imaginado al inventar ése estúpido día.

Espero les hayan gustado mis reflexiones, la semana que viene les traigo la lista de los 5 días simpáticos y los 5 que deberían estar en una efemérides como Dios manda.

ETIQUETAS: