Hades, el for ever alone de los Dioses

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Después del golpe de Estado contra Cronos, por parte de sus hijos, Zeus, Poseidón y Hades, se jugaron a suerte y verdad el gobierno del universo. Hades no fue muy afortunado que digamos en esta repartija. Le tocó el oscuro inframundo. No solo porque era el reino de las sombras y morada de los muertos, si no porque también, debía residir allí. Eufemísticamente se lo llamaba también, Polydegmon… el anfitrión de muchos invitados. Haciendo alusión a los muertos que allí residían, después de cruzar las puertas guardadas por el Can Cerbero, el monstruoso perro de tres cabezas.

Era un dios despiadado, insensible y avaricioso, siempre atento al número de súbditos y únicamente agradecido a quienes, como Ares, le proveían de muertos.  Él no podía hacer nada, si bien es el rey de los muertos, no regía sobre “la muerte” en sí, función reservada al Dios Tánatos(1)  Por otro lado, la casa de Hades, no es un infierno a la manera “cristiana” es decir, un lugar dónde castigar a los malos en vida, sino simplemente la morada de todas las almas.

Cómo a todos los pueblos, desde tiempos inmemoriales, la muerte provoca respeto, y cómo Hades es una divinidad, no quedaba más alternativa que adorarlo. Eso sí, se apartaba la vista del Señor de la Oscuridad cuándo ofrecían un sacrificio y ni siquiera osaban con llamarlo por su nombre y se referían a él como Plutón, el dispensador de riquezas. Era su mejor atributo, pues al haberse repartido la tierra a él, le tocó el mundo subterráneo y por eso poseía los minerales y los metales preciosos y podía decidir sobre la fertilidad del suelo o los pozos de agua.

Digamos que Hades se hizo famoso entre nosotros, gracias a un delito… El rapto de Perséfone. Con un carácter de mierda y viviendo en los barrios bajos de la tierra, del que apenas salía, Hades no era lo que llamaríamos un “buen partido”. Demás está decir que tampoco se calentaba mucho por conseguir pareja. (Ya hemos visto cómo actúan sus hermanos al momento de estar cachondos) La cuestión es que estaba solito… y a la Diosa Afrodita, le dio pena verlo así… Entonces envió a su hijo, Eros, (no papi, no es el telo) para que despertara en su tío la flama del amor. Hades emergió a la superficie de la tierra y sin más, se encajetó con una pendeja y sin decir ni mu, la raptó. Cómo ya algunos saben, ésta pendeja era ni más ni menos que su sobrina Peséfone hija de su hermana Deméter. Lo que a instancias de ésta y ante lo acontecido, paralizó la vida animal y vegetal… obviamente en detrimento de los seres humanos, que cómo siempre, pagamos los platos rotos de los puteríos olímpicos.

Cuándo Deméter se enteró de lo sucedido, apeló al buen juicio de su hermano y Dios de dioses Zeus. Pero la inocente (¿?) Perséfone había comido ya la semilla de granada que Hades le dio. (otro eufemismo) Por lo que el juez supremo interpretó como un gesto de de consentimiento y así de ésta manera, Zeus optó por la ya conocida sentencia de que La pendeja  debería ser seis meses esposa  de Hades y con ello la obligación de vivir en Las Heras, mientras que los otros seis, su madre la acogería en Godoy Cruz, o mejor dicho en el Olimpo.

(1)    Tánatos: En la mitología griega, era la personificación de la muerte sin violencia. Su toque era suave, como el de su gemelo Hipnos, el sueño. La muerte violenta era el dominio de sus hermanas amantes de la sangre: las Keres, asiduas al campo de batalla. Era una criatura de una oscuridad escalofriante usualmente representada como un joven alado con una tea encendida en la mano que se le apaga o se le cae. Homero y Hesíodo le hacían hijo de Nix, la noche, y gemelo de Hipnos, insinuando que ambos hermanos discutían cada noche quién se llevaría a cada hombre, o que el Sueño anulaba cada noche a los mortales en un intento de imitar a su hermano mayor.

Fuentes consultadas:

  1. Moncaio Xavier. (HyV)
  2. Coterrel, Arthur. Mitos y Diccionario de Mitología Universal
  3. Graves, Robert. Los mitos griegos
  4. Hesiódo. Teogonía, trabajos y días.
  5. es.wikipedia.org

Próximos capítulos:

  1. Hestia la chica del hogar
  2. Ares un violento
  3. Atenea La más piola
  4. Apolo Un eterno incomprendido
  5. Artemisa la incogible
  6. Hermes El buchón
  7. Hefesto El laburante
  8. Afrodita la ninfómana

ETIQUETAS: