Me vino, no me hables

Según las miles de veces que hablé sobre este tema con amigas, hemos coincidido en que de manera inevitable, hacemos responsable de todos nuestros desequilibrios emocionales, a la tía del campo que viene de visita…

El frío no sirve

Esta es una carta abierta y por demás sentida, para todos aquellos caras de nalga que les gusta el invierno. Primero y antes que nada, váyanse a cagar. Ese amor por tiritar y vivir con…

El blíster del amor

Infinidad de veces me dijeron que no consuma drogas legales. Esas hermosas que te dan los médicos  para que bajes un puto cambio. ¿Para que las voy a evitar si son la gloria misma? Soy…

No trabajemos más

Buscar trabajo siempre fue un gran dilema. Elegir entre lo que te gusta, o lo que te de guita. Porque generalmente, es muy difícil combinar las dos de una. Mi primer laburo fue entregando papelitos…

Jesús y el chocolate pecador

Llegan las Pascuas y todos terminamos con sobredosis de chocolate y algunos otros como yo, mutados en choclo norteño de los miles de granos dolorosos que aparecen en nuestros preciosos rostros. Cuando llega esta fecha…

Pongámonos un putero

Hace poco más de una semana, me encontraba camino de regreso hacia mi hogar muy enojada porque se acababa de prender la luz de la reserva, y otra vez tenía que desangrarme para poder cargarle…

¡Volvamos a las carretas!

Manejar es una de las actividades que mas detesto hacer en el día. Desde arrancar el auto, hasta buscar estacionamiento. Circular por calles repletas de pozos, y esperar a que los semáforos cambien a bendito…

El pachuli me da alergia

Muchos son hippies zen amantes de la paz, de dar discursos aburridos sobre cómo las “malas vibras" afectan en tu vida, y de lo importante que es hacer oídos sordos si algún trastornado quiere sacarte…

Cartas marcadas | Fin

Florencia no pudo disimular sus nervios al tener a Fernando tan cerca de ella, por lo que respondió con voz muy tímida “Sí, me encantó” Fernando muy apacible y hasta de manera descarada, le contó…

Cartas marcadas | Capítulo 2

Florencia una vez más estaba frente al antiguo buzón, con sus manos transpiradas por no poder contener su intriga y abrió la carta en un parpadeo, buscando a Fernando en esas letras. Una vez más,…

Cartas marcadas

Florencia tiene una vida llena de ruidos. Hijos, un trabajo de más de ocho horas diarias y un auto que le trae más problemas que comodidades. Un martes por la tarde, ahogada de cada cosa,…

Un amor entre lienzos y pinturas

Todo empezó en Paris. Siempre fue Paris. Era un martes alrededor de las cuatro de la tarde, caía una leve llovizna y corría una brisa bastante fría para mi gusto. Estaba justo en frente del…

Mi vida en Versalles

Después de estar un poco más de una hora arriba de un tren súpermoderno, llegamos a un pueblito francés que parecía salido directamente del libro Alicia en el País de las Maravillas. Casitas pequeñas, preciosas…

Adolescentes en guerra

No pensé jamás que llegaría tan pronto el día en que usara la frase horrenda: “la juventud de hoy en día”. Pero ya la utilizo del mismo modo que un anciano, que odia todo lo…