Cortito y al pie de Mía Crucett: La desesperación

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

IMG_20140911_092708

Hay muchas clases de desesperación.

La que hoy nos atañe es aquella que lleva a alguna mina a lastrarse lo que se le cruce, por el simple hecho de sentirse más sola que Chatrán yendo a la deriva río abajo.

Encontramos varios especímenes pululando por este gran universo pero hoy quiero detenerme en el ejemplo que ilustra esta nota. Nótese el pechazo casi instantáneo, pero aún más deténgase en el uso del “bb”. Esto quiere decir a todas luces que usted se ha encontrado con un pajero de la primera hora.

Hoy es el abuso de esas letras, pero a medida que se incremente la interacción virtual irá mutando hacia su naturaleza, enviando una foto del pito acompañado de “Buenos días bb jejeje así te gusta?” Y vos ni siquiera le has visto la jeta en persona.

Ahora bien, fije un poco más su atención en el último mensaje. Ahí y justamente ahí es donde se encuentra graficado el título de esta nota. La contestación. Traducido podría leerse como: “Ya sé que sos un pajero fanático y un pelotudo, pero me voy a hacer la boluda porque estoy más sola que la del muelle de San Blas”

Y ahí es donde está el error de suponer que un pajabrava de estas características nos va a considerar como algo más que pedazo de carne donde calzarla. Sí, la soledad nos lleva a límites insospechados. No perdamos la objetividad. Dejemos de hacerle favores a la humanidad saliendo con estos giles. Hagámosle un favor a nuestra autoestima que bastante dañada está y digámosle: “Tranquila, mamita, vos te mereces lo mejor… y lo vas a tener”.

ETIQUETAS: