De cómo las gordas y Romeo Santos me bloquearon en Facebook

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

*Nota aclaratoria para el INADI: el término gorda utilizado en esta nota, se remite al calificativo que se usa hacia una mujer en una pareja, como: «Hola gorda, como te fue en el trabajo» y no a «Dejá de comerte mis medialunas, gorda.»

———

Romeo Santos. Gordas*. Dos palabras casi redundantes cuando se utilizan en una oración. Porque a las gordas* las dejás solas y te hacen un club de fans. Ojo, no las culpo, porque es eso o hacer un partido político. ¿Han notado que la única gorda* política es Lilita Carrió? ¿No hay más gordas* políticas? Bueno, no me quiero desviar del tema.

Hace unos días, esta genial cabecita subió una foto de nuestra sección «La vida se resume a un capítulo de Los Simpsons» que tuvo más denuncias que el Chacal de Las Heras.

Aquí la imagen en cuestión:

¿Acaso no es gloriosa?

En fin, la cosa que mientras veía como mi popularidad viral crecía, de repente un cartel apareció en mi cuenta de Facebook que rezaba: «Esta imagen a inclumplido las normas de Facebook. Ha sido eliminada y no podrá publicar por 30 días.» A tu hermana no voy a publicar Facebook careta.

Luego de armar un blanco de dardos con Mark Zukenberg y cagarlo a pinchazos, me tomé un respiro y me di cuenta que él no tenía la culpa.

Como buen investigador y detective junté piezas y pruebas para descifrar quién podía haberme denunciado y bloqueado la cuenta. Los resultados fueron claros.

RomeoS

Mi cuenta de Facebook fue denunciada por la gorda* de la foto que utilicé y sus amigas gordas* fanáticas de Romeo Santo.

¿Acaso ese tipo ya no hizo suficiente daño con su música? ¿Acaso todo esto es un plan y él está reclutando gordas* para un ejército de gordas* fanáticas de él?

BASTA SEÑORES, QUE EL GOBIERNO HAGA ALGO.

Quiero que quede en claro que he sido discriminado por gordas* y en este momento no tengo libertad de expresión, EN PLENA DEMOCRACIA.

Lo único que espero que esto no quede así, y que las gordas* fanáticas de Romeo Santos les toque un día del orto en el recital, que se caguen mojando por una torrencial lluvia y que encima, cuando lleguen a su casa, se encuentren que no tienen luz desde las 9 de la mañana y tengan toda la comida podrida en la heladera.

ETIQUETAS: