/Denuncia penal por amenazas (C.P. 149 bis, 2do párrafo*)

Denuncia penal por amenazas (C.P. 149 bis, 2do párrafo*)

Queridos lectores y seguidores del Mendo: El Viernes pasado fuimos amenazados tanto el Ing. Conep como el Dr. Bomur. Las amenazas llegaron desde el mail [email protected]****** y desde el teléfono 0261-4****10. Ese email es con el que se registró JULIO en sus comentarios en la nota Respuesta a la señora Elbi Olalla (click acá para leerla).

El mail de la amenaza llegó a la casilla personal de quien escribe con el nick de Dr. Bomur y las amenazas telefónicas llegaron a los celulares personales de quienes escriben como Dr. Bomur y como Ing. Conep. Nuestros seguidores saben que esos datos no están en la web y que no es fácil obtenerlos, salvo que seas tetona y dócil, lo que nos produjo realmente temor.

Inmediatamente llamamos a una reunión plenaria del Staff. El miedo, mezclado con el fernet nos hizo planear y hacer boludeces; el Gurkha y Facsf propusieron ir de inmediato a la casa del coso ese y molerlo bien a palos. Conep, estaba debajo de una silla, chillaba y gemía como Gollum y decía algo así como yo lo único que quería era ponerla. Betty Boop decía, no le peguen a ver si es un pijón…. El Ángel Gris y Bestyal entraron en elucubraciones acerca de si los K son tiranos o no, todavía están hablando pelotudeces en el bar. Bomur solo decía, por diez lucas verdes al mes, no vale la pena arriesgar el pescuezo. Curty Love decía, para mí que tiene un paraguas verde así de grande. Don Rata gritaba como en trance, chupenmé el glandeeeeeeeeeeeee. El Chori repetía como un mantra, con Bilardo esto no pasaba. Marcos Valencia con Diem Carpe recordaban el cuento “El Amenazado” de Borges y un par de minas los miraban embobadas. Cuentin Tarantino proponía escapar onda Road Movie, el resto chupaba y trataba de ponerla, como en toda reunión plenaria del Staff.

En el momento en que el fernet ya hacía estragos, llamó el capo di tutti capi al celular encriptado que tenemos y nos dijo: Ya mismo vayan a la fiscalía y hagan una denuncia penal. El Capo di tutti capi es como Charlie de Los Ángeles de Charlie, aunque nunca lo vemos siempre le hacemos caso.

Por lo que fuimos recagando a la fiscalía y expusimos todo lo sucedido y nos tomaron la denuncia.

Por órdenes recibidas, en esta nota, ni el Dr. Bomur, ni el Ing. Conep responderemos en los comentarios, como se dice en estos casos, “hablen con nuestros abogados” o “nos vemos en tribunales”.

Para finalizar queremos decirte a vos, amenazador que si te tenemos miedo, no somos valientes ni osados ni temerarios. Pero pese a ese miedo, no aflojaremos ni un tranco e’pollo en nuestra misión de burlarnos de la mendocinidad y de los solemnes, no cederemos ante la presión sobre que o como debemos escribir. No tenemos nada contra gente como Elbi, nos encanta su enojo y seguramente de fondo tenga razón, somos desastrosos, pero hay límites que no se pueden pasar, que son de otro plano, esos límites no los vamos a tolerar.

Y, como repudiamos la violencia física, el patoterismo y la mecánica espantosa que tienen de imponer algunos sus ideales, es que confiamos en que la ley y la justicia se deban de hacer cargo de patoteritos picantes como estos. Aborrecemos toda forma de apriete, extorsión, amenaza y violencia.

Ahora te las vas a tener que ver con la justicia papu… así que te recomendamos que dejes de mandarnos emails, tratar de hackearnos las cuentas y llamarnos haciéndote el maloso porque te va a jugar toditito en tu contra.

Ni un paso atrás. Hasta la victoria siempre. Vamos por todo. Unidos y organizados.

Ing. Conep y Dr. Bomur.

*“Será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciera uso de amenazas con el propósito de obligar a otros a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad”

También podes leer:
Respuesta a la señora Elbi Olalla

El año pasado escribíamos:
Hombres y mujeres