El arte de hacerte el pelotudo según la situación

Todos nos hemos encontrado en situaciones que no sabemos cómo remarla, que decir o como escapar de ellas. Yo solo voy a nombrar algunas porque son infinitas y no me da la cabeza para tanto.  Hay que tener en cuenta que el pelotudo o hacerse el pelotudo es casi un “arte” no le sale a cualquiera con naturalidad, pero con la práctica se aprende.

Yo recomiendo algunas cosas útiles para llevar encima por si hay que hacerse el pelotudo: lentes de sol (útiles en cualquier ocasión en la quiera “no ver” lo que está pasando, o para que no se den cuenta que estas partido) y teléfono con auriculares, mp3, mp4, iphone (cualquier cosa que sirva para “no escuchar” que pasa)

Situación Hipotética 1: Estas en tu casa, y golpean la puerta:

Cuando yo era chica, recuerdo que solían ir a mi casa a pedir para caridad, o venderte avon, o a vender orégano, o lo que fuera que pudiera sacarte dinero, o los testigos de Jehová. Entonces se escuchaba la puerta y mi mamá decía: “no mires, hay alguien en la puerta”  y así nos hacíamos los pelotudos, todos quietos hasta que la persona se iba.

Lo gracioso es que lo he adoptado y potenciado con los años, con decir que me hago la gran boluda cada vez que alguien la golpea. El problema es que la puerta da al living principal (donde tengo la compu, estudio y demás) y se ve todo, generando una situación así:

(toc, toc)

–          Yo-  (lore no te muevas, no hagas ruido)

–          Persona-  Lore te puedo ver por la ventana

–          Yo-  (quieta)

–          Persona- Te veo que movés los ojos, abrime.

–          Persona-Me voy a quedar acá hasta que me abras.

–          Yo- (quédate quieta y no se va a dar cuenta)

–          Persona- ¿Estas tratando de evitarme? Dale boluda abrime.

–          Yo-( nada)

–          Persona- (Se va)

¿Ven? Funciona, al final la persona se terminó yendo y sin darse cuenta.

Situación Hipotética 2: Encontrarse con gente no deseada en la calle

Esta hipótesis tiene más de un punto de desarrollo, porque te puede pasar que vayas caminando tranquilamente y de repente ¡pum! Te encontraste con esa “amiga” que siempre desatina y te dice: hay estas más gorda, o ¿cómo está tu novio? (que la culiada sabe que te peleaste porque te gorreo con ella) o nose, con un ex con ganas de volver, que sabes que se te va a pegar las 20 cuadras caminando al lado tuyo, y contándote todo lo que se arrepiente.

En ese caso lo mejor es tener los auriculares y los lentes de sol, que dije al principio. Y pasar haciéndote el tarado por más señas que te hagan y te griten. Si te suena el teléfono ¡no lo atiendas! Seguro esta llamándote para decirte que no lo estás viendo. Y si te toca el hombro, igual, seguís caminando como si nada pasara.

La otra situación que te puede pasar, no es la que te encuentres con alguien conocido. Si no, con esa cantidad de personas que hacen fila, cuando vos, te sentaste en la peatonal, a tomar un café.

Te sentas, pedís la orden y de repente una oleada de personas se te acercan con figuritas, agujas, películas, tijeras, lapiceras, el típico de “remar” que esta hace 10 años con el mismo calendario y el que canta con la guitarrita todos los días el mismo tema, también, hace 10 años o más. ¡Loco cántate otro temita! El punto es: ¿Como los esquivamos?

Acá no podemos hacernos los congelados y los que no los vemos porque (la mayoría) se quedan por el mismo lugar, y si vos te haces el congelado, te vas a tu casa 6 horas después. Sé lo que les digo.

La única acá es el i phone y nada… no escuchamos. O si no hacerte el extranjero cuando te paran por la calle.

–          Señorita, me quiere dar una mo…

–          Lo siento, no entender (leer con voz de yanqui)

–          Que si quiere colaborar para..

–          No hablo español

–          Pero te escuche recién, hablando con la moza.

–          No, no… sentir mucho… no hablar español (y retirarse rápidamente)

Y bueno, como hay muchas situaciones, voy a dejar un par de respuestas que se pueden decir, como para hacerse el boludo, ante situaciones y preguntas que no queremos responder.

Ante ese “invitado” que no se quiere ir de casa: Esteeemm todo bien, pero espero gente.

Ante una pregunta que no se quiere responder (por ejemplo: ¡nena! ¿Para cuándo el novio vos?):

No me doy cuenta o No me doy cuenta, ¿Por qué me preguntas?

(¿Por qué me preguntas? es ideal para no responder y dejar en evidencia al que pregunta.)

Una película que no se quiere ver: Se me colgó Cuevana o netflix

Cuando te la mandaste con un comentario desatinado: Necesitaba decirlo

El mensaje que leímos y directamente obviamos: No me llegó tu mensaje, moviestar esta caído.

Para esa persona que no queremos ver más: Necesito estar conmigo mismo

Llamadas telefónicas que queremos cortar y la persona no se da por aludida:

–          Cortas directamente (huy me quede sin batería)

–          Pera’ pera’, me están llamando al mismo tiempo.

–          Bueno te voy dejando por qué hablar por celular produce cáncer.

–          Se me durmió la oreja.

Ejemplos prácticos de hacerse el pelotudo:





ETIQUETAS: