El Mendolotudo repudia a la Diputada Silvia Ramos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hay cosas en la vida que nos causan mucha gracia, como por ejemplo cuando critican el contenido ético y moral de una nota subida a un sitio cuyo nombre es “Mendolotudo”. Nos preguntamos… ¿Qué esperan leer en una página con ese nombre? ¿Filosofía existencialista? ¿La verdad revelada de los masones? ¿Rigor periodístico para eventos políticos contemporáneos? ¿Teoremas astrofísicos? No, la vagina de vuestras progenitoras, “El Mendo” (como lo llamamos nosotros, los fans) es un rejunte de textos, palabras, barrabasadas e idioteces creadas por mendocinos, para mendocinos.

Hay cosas que nos tienen sin cuidado, como por ejemplo las denuncias al INADI, organismo incompetente y obtuso que pierde tiempo en obsoletos papelitos digitados por carísimos abogados que pagamos nosotros, los cuales terminan siendo cajoneados en la nada misma, mientras hay cientos de enfermos mentales con armas “legales” sueltos en la calle matando ex parejas y niños inocentes… ¿Por qué no se hacen lavar el orificio rectal?

Pero hay cosas que nos dan miedo… preocupación, terror y vergüenza ajena. Tal es el caso de la diputada del Frente Para la Victoria, Silvia Ramos, quién decidió ocupar una sesión en la Legislatura para nada más y nada menos que “repudiar” una nota hecha por nosotros.

Nosotros pensamos, querida diputada, ¿no tienen acaso mejores asuntos que revisar? ¿No le pagamos 30 lucas mensuales para que intente solucionarnos los problemas a los mendocinos? ¿No hay temitas más importantes que ver, tales como la inseguridad atroz, la falta de trabajo, el aumento de la pobreza, la escasez del agua, la falta de inversión nacional y extranjera, como también en obras públicas, el galopante aumento del gasto público, la pésima distribución territorial de Mendoza, creciendo hacia el peligrosísimo pedemonte? ¿No le parece que sería mejor perder el tiempo en debatir cómo van a sacar a flote una provincia endeudada, partida, hecha trizas, dirigida por incompetentes, con un futuro oscuro e incierto?

¡Encima, salvo la gente del FIT, todos apoyaron su iniciativa! Entonces, les preguntamos a todos ustedes, honorables diputados elegidos por nosotros, Jorge Tanús, Diego Guzmán, Jesús Riesco, Daniel Cassia, Fabian Miranda, Juan Dávila, Sonia Carmona, Claudio Díaz, Marinba Femenia, Luis Francisco, Cristian Gonzalez, Lucas Ilardo, José Muñoz, María Saponara, Alejandro Viadana, Mónica Zalazar, Raúl Guerra, Mariela Langa, Norberto Gonzalez, Leonardo Giacomelli, Cristina Pérez, Gustavo Majstruk, Rómulo Leonardi, Evangelina Godoy, Néstor Pares, Victor Scattareggia, Tadeo Zalazar, Nestor Guizzardi, Roberto Infante, Daniel Llaver, Paola Meschini, Héctor Quevedo, Pamela Verasay, Martín Kerchner, Gustavo Villegas, Jorge López, Pablo Narváez, Liliana Pérez, Néstor Majul, Jorge Sosa, Beatriz Varela, Julia Ortega, Omar Sorroche y Edgar Rodriguez, ¿no tienen la capacidad para darse cuenta de que hay cosas mucho más urgentes y necesarias que perder el tiempo “repudiando” a una miserable página web? ¡Que encima se llama MENDOLOTUDO! Muchachos… en comprensión de textos de segundo grado se ve eso.

La provincia hace agua por todos lados, la realidad es un desastre, ustedes lo único que hacen es tirarse mierda los unos a los otros, defendiendo “su rancho” y olvidando la causa por la que están donde están, están desesperados viendo cómo se van a parar en 2015 ¡y encima tienen tiempo para prestarle atención al impresentable pedido de la competente diputada! ¿No les da vergüenza vuestra gestión? ¿No les da vergüenza tener la provincia en las condiciones que la tienen?

Como dueños de este pasquín hasta nos viene de “propaganda gratis” un hecho tan ridículo, pero como mendocinos nos sentimos avergonzados y hasta impresionados del grado de estupidez que vela en la legislatura.

Prometemos por nuestras sagradas mamás, que el día que Mendoza este medianamente bien (digo “medianamente” y me refiero a 6 o 7 puntos), hacemos desaparecer “El Mendolotudo” de la faz de la tierra, eliminando todo el contenido por nosotros creado, para siempre, así ustedes, “los respetables y honorables” diputados mendocinos no tienen que padecer nuestras horrorosas notas.

Viendo los resultados de vuestro accionar, probablemente nos muramos antes.

Es por ello, que debido a su accionar, nosotros repudiamos a los diputados que pierden el tiempo en propuestas estúpidas, que no sirven para nada y que no cambian la realidad de nadie, por ende, en este caso, la repudiamos a usted.