Emergencia hídrica: formas simples de cuidar el agua

 

Sabido es que Mendoza desde todos los tiempos ha tenido problemas con el agua, ahora más que nunca este tema se hace más profundo. Por un lado hay más autos, los cuales son lavados en los horarios que a la gente se les canta las bolas, por otro lado hay más barrios privados, por ende más casas con pileta, motivo por el cual se derrocha más agua.

Políticamente las medidas que se vienen tomando los últimos 50 años son desastrosas, y nos dan como resultado que no hayan planes ciertos de cómo administrar bien este preciado recurso.

En fin, es lo mismo de siempre, políticos de mierda gobernando a gente de mierda. El motivo de esta nota es proponer motivos muy muy pulenta para ahorrar un poco de agua y contribuir con la causa:

Lava el auto con agua de la acequia:

¡Se te viene la inyección anal de manguera!

¡No podes ser tan hijo de un camión de suripantas de lavar el auto con la manguera de tu casa en dónde el agua sale potable! Si caminaras un poquito te darías cuenta de que sin ir más lejos en el Borbollón hay lugares donde no se puede tomar agua de la canilla.

Castigo que te mereces: ser puesto en posición fetal y que la manguera te sea introducida en el recto, para luego abrirla con toda potencia y así generar un enema en plena vereda.

Comprá una bomba y un filtro digno para tu piscina:

¡Viejos pródigos despilfarradores!

Rata cochina de alcantarilla neoyorquina, si tenes plata para fanfarronearte con una piscina, hacela completa y comprá una buena bomba y filtro para hacer recircular el agua y no tener que cambiarla todas las semanas, ¡despilfarrador del infierno!

Castigo que te mereces: ser puesto boca arriba con un embudo en la boca y verter el 100% del agua potable que le hechas a tu pileta hasta que la consumas toda. Caso contrario un enano disfrazado de hardcore te pega con una varilla en las nalgas hasta que continúes.

Abrí y cerrá la canilla lo justo y necesario:

¡Ese niño tiene senos!

Lavar los platos, lavarte las manos, cepillarte los dientes y bañarte son actos que fácilmente se pueden realizar de la siguiente manera:

  1. Mojado de la superficie a tratar
  2. Cerrar canilla
  3. Enjabonado / Cepillado de la superficie a tratar (en el caso de ducha colocar champú)
  4. Abrir canilla
  5. Enjuagado / Escupir pasta de dientes
  6. Cerrar canilla
  7. Colocar enjuague (en el caso de ducha)
  8. Abrir canilla
  9. Sacar el enjuague de la cabeza
  10. Cerrar canilla

¿Por qué tenes que dejar el agua abierta durante todo el proceso decapitador oral de muñecos de cuero? Probá poniendo el tapón del recipiente donde llevas a cabo el acto (bañadera o bacha) y vas a ver la cantidad de litros que despilfarras, hijo pródigo y la recalcada madre que te tiró de las patas.

Castigo que te mereces: ser bañado en materia fecal, en lo posible de abuelito luego de comer avena o de adolescente luego de un pedo con Fernet Ottone, y dejarte una canilla goteando para que te laves.

Riegue la vereda con agua de la acequia:

Vieja garca…

Lo mismo que para el auto… ¿Por qué señora amontonamiento de huesos con olor a roquefor tiene que mojar toda su vereda con agua potable de la manguera? Haga como esas señoras del campo que ataban una lata a un palo y si siquiera se tenían que agachar a sacar el agua de la acequia. Después sáquese la broca fregando, ¡pero no gaste un recurso que es de todos vieja chota!

Castigo que se merece: ser atada a la vereda y que todos los niños del barrio corran embarrados por su acera, que todos los perros le hagan caca en las baldosas, que todos los adolescentes jueguen a la 25 en su portón y que una parejita promiscua se pegue un garche en su jardín dejando el forro desatado manchando todo. También que se reciba un ingeniero civil de la UNCuyo en su puente, futbolista y político, amiguero y bonachón (el típico con cientos de amigos que organiza las recibidas y se encarga de impartir el caos, el huevo, la violeta genciana y las botellas de vomitivos brebajes entre amigos y familiares del egresado)

Pone agua en la heladera:

¡Agua fría al toque!

Los caños se calientan durante el día, pero en vez de dejar correr el agua más de un minuto para que empiece a salir fría, tomate dos minutos, llena varias botellas de agua y dejalas en la heladera. Así vas a tener agua helada siempre.

Castigo que te mereces: ser obligado a hacer un fondo blanco de un pichí en ayunas.

En fin… no sea hijo de puta, cuide algo que es tan suyo como nuestro.

ETIQUETAS: