La Arístides es un persa

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace ya bastante tiempo que se me ha transformado en un ritual pasarme los viernes con amigos en algún bar de la Arístides, una de las calles más importantes de Mendoza. Una noche iba caminando con destino a Por Acá y me sentí raro. Tuve una sensación muy parecida a la de aquel día que fui a la calle San Juan a comprar mi primer libro.

Todo transcurría en una fría mañana, caminaba en búsqueda de un libro llamado “La Fuerza de los Monterrey”. Iba cruzando por una esquina, cuando se me acerca uno con actitud sospechosa, se dirigía a mí como con malas intenciones, sin dudas me quería afanar. Para cuando quise acordar, lo tenía al lado mío diciéndome algo que jamás esperaría escuchar de ese tenebroso joven: “¿He loco, que libro tas buscando?”. Desde ese día me dije, hasta que no saquen a estos pibes, que no se si me vienen a chorear o a ofrecer un libro, yo no vuelvo a esta calle. Y como acto de revendía, tampoco voy a comer la espinaca de mamá, ni a hacer la tarea.

Bueno, volviendo al tema, la onda es que iba por la Arístides caminando feliz y campante, ¡la lalala! Cuando de nada ¡sale un chanta! Y me empieza a ofrecer tragos, lomos, una silla, una novia, en fin.

Logro escapar de ese sujeto, avanzo otros diez metros y sale una joven muchacha, linda, voluptuosa y simpática. Nos miramos, la miro y me mira, por un momento somos uno. Se me acerca hasta ponerse en frente mío, y me dice:”Hola, ¿Querés comerte un lomo?”.

La secuencia se repitió una y otra vez, al principio, al primer mozo le dije: “No gracias mi hermano, te agradezco”. Al segundo:”No Bro, gracias”. Y para cuando iba llegando a Por Acá, ya estaba jugando al Tiki Taca  con mis bolas. Fue ahí cuando largue la reflexión en voz alta: ¡Esta mierda se ha transformado en un persa loco!

Y dije bueno, por qué no tomarlo con humor y tratar de imaginar como sería la Arístides en un mundo paralelo. Les dejo las capturas de pantalla que le hice a mis pensamientos…

También podes leer:
Todo lo que tenés que saber antes de debutar en las putas

El año pasado escribíamos:
Aprendiendo a charlar

ETIQUETAS: