La venganza de tus viejos

¿Alguna vez pensaste el martirio que fuiste para tus viejos cuando eras bebe? ¿Pensaste en la cantidad de noches que no durmieron por vos, en lo que tuvieron que laburar para pagarte los pañales, la comida, los chupetes, la cunita, la ropita? ¿Pensaste en lo denso que fueron tus llantos y gritos? ¿Pensaste en cuánto desvelo? ¿Pensaste en las veces que te tuvieron que atender, entender, soportar y bancarse todo porque vos sos su hijo? Bueno, todo esto lo hiciste, la parieron por vos, pero como todo en esta vida, nada es gratis.

Te cuento que te va a tocar pagar cada uno de los martirios que les hiciste pasar a tus papas de guacho, y te cuento que son ellos mismos los que te lo van a cobrar, dentro de unos añitos, cuando sean viejos. ¿Y sabes porque? Porque no hay diferencias entre un bebe y un viejo.

  • Los bebes se cagan y se mean encima, los viejos también.
  • Los bebes no se pueden quedar solos, los viejos tampoco.
  • A los bebes hay que darle la comidita pisada porque no tienen dientes, los viejos tampoco.
  • Los bebes son tercos y caprichosos, los viejos también.
  • Los bebes usan baberos, los viejos también.
  • Los bebes se tiran pedos, los viejos también.
  • Los bebes eructan en la mesa, los viejos también.
  • Los bebes se pelean con otros bebes, los viejos pelean con otros viejos.
  • Los bebes usan pañales, los viejos también.
  • Los bebes hablan pelotudeces que nadie entiende, los viejos también.
  • Los bebes balbucean, los viejos también.
  • Los bebes llorizquean todo el tiempo y se quejan de algo que nadie comprende, los viejos también.
  • A los bebes les gusta el postrecito, los viejos también.
  • A los bebes les gusta la teta, a los viejos también.
  • Los bebes tiene el potito blandito, los viejos también.
  • Los bebes no caminan bien, los viejos tampoco.
  • Los bebes se tildan y pasan horas sin hacer nada, los viejos también.
  • Los bebes no saben usar aparatos tecnológicos porque los rompen o los revolean, los viejos también.
  • Los bebes no saben saltar, los viejos tampoco.
  • Los bebes rompen las bolas, los viejos también.
  • Los bebes no entienden que es el sexo, los viejos tampoco.
  • A los bebes no se les para, a los viejos tampoco.
  • Los bebes gritan y chillan, los viejos también.
  • Los bebes entretienen un ratito, los viejos también.
  • Los bebes aplauden como estúpidos por cualquier boludez que los haga reír, los viejos también.
  • A los bebes los vestis con cualquier pelotudez, a los viejos también.
  • Los bebes escupen la leche si está caliente, los viejos también.
  • Los bebes no aceptan un “no”, los viejos tampoco.
  • A los bebes hay que darles vitaminas, a los viejos también.
  • A los bebes les gustan los juguetes, a los viejos también.
  • A los bebes no les gusta quedarse solos, a los viejos tampoco.
  • Los bebes moquean, los viejos también.
  • Los bebes usan andadores, los viejos sillas de ruedas.
  • Los bebes usan soquetes, los viejos también.
  • Los bebes son ñoños, los viejos también.
  • Los bebes son lelos, los viejos también.
  • A los bebes les gusta la sopa, a los viejos también.
  • Los bebes se irritan fácilmente, los viejos también.
  • A los bebes les gustan los dibujitos animados, a los viejos también.


ETIQUETAS: