Mendolotudo Aconseja: citas a ciegas por msn

Estas muy excitado, andas muy caliente por la vida. Hace más de siete meses que no le ves la cara a dios. Los chistes que aluden a que te van a salir pelos en las manos de tanto masajearte el comuñe hace rato que no te causan gracia, inclusive luego de cada cascada que te pegas te quedas mirando tus manos un rato, no valla a ser que sea verdad. Sos un misil lácteo, uno de tus huevos es el gerente de La Serenísima, el otro es el socio inversor de Arcor y tu pitito es el jefe de las dos fábricas de leche. Si por esas casualidades de la vida pasa un día sin que te claves una, te levantas palomeado, con todo el calzoncillo acartonado. Sos una grasa, ya no das más. Vas a bailar y al toque empezas a caderearte a las minas, ya le metes franela, apoyada de una y la cara de baboso pajerli no te la quitas ni chupandote un limón. Te peinan toda la noche, por degenerado, las pibas ahí nomás se imaginan tus ganas de violarlas. Perdes en el boliche, pero obvio… vas a llegar a tu casulis y te vas a pegar una pajota infernal con la página de Canal 7.

Uno de esos días, en que encendes la compu para tocarte viendo el programa de Gisela Ocampo on line, abrís el msn. Ahí ves que se te agrego a tu lista de contactos «[email protected]» y es mas que obvio que lo aceptas. Y de repente… ¡chan!, está conectada.

Al toque congenian, te reís de lo que dice, le metes comentarios picantes y te lo responde, y llega el momento en que pedís Facebook para morbosearte un rato y ver que onda la mina (sobre todo esos álbumes de vacaciones en Reñaca 2010). Te resulta un poco extraño que no tenga Face, por lo que seguís empecinado por verla y le pedís fotos vía chat. Te manda dos o tres. ¡Ooo mai god! decís vos, ¡es una bomba!, ¡se te dio papa! ¡se te dio! Obvio que te clavas tres o cuatro mirándole las gomas enormes que se carga. Armas una cita, la acepta. El viernes a las 22 la pasas a buscar, van a un barcito y después a bailar. Estas más que seguro que terminas teliandola.

Te equipas en tu casa, te pones el pantaloncito de jean ese tan pulenta que te compraste en Gregoris para ir a laburar, te adosas el boxer negro Calvin Klein (del persa “El Gigante”, obviamente), procurando que no tenga pegotes por ahí, pegas camisita entallada del cumple de 15 de tu hermana, comprada en Rigars como el Perro Videla y te peinas muy muy fachero, onda Martín Lubowieki. Los granos inmundos que tenes, que obvio son de pajero, los piloteas con una barbita pobre que te cargas. Le choreas el «paco» a tu hermanito y te lo vacías en la chagar, luego de varios gritos y unos lagrimones de dolor, la tenes perfumada y colorada como culo de mandril, pero nada te importa, esta noche tenes tiroteo y tu arma ya esta cargada. Hasta la cartuchera tenes, porque en el bolsillito de atrás metiste la cajita de los forros con tachas. ¡Sos un grande proyectil galáctico! esta noche la descoses.

Pasas a buscar a Marisa, te dice que en la bailanta le dicen «Tormenta«, te lleva a «Patio de Tango» ¡y comienza la bailanta!. Los pungas y las caripelas que hay dentro te aterran, estas casi seguro que te chorean, pero la «Tormenta» es una bomba, se puso una faldita cortita blanca y baila como un toga de «sábado show», ¡estas al palo!. Bailan varias cumbianchas, pegan tragos y vinos y hasta te olvidaste de lo pobre que sos y pagaste un champan «Gran Diyon«, sos berreta pero con nivel, como un chori en pan de pancho. ¡Grande Chacho Castaña! Aludís al archifamoso «vamos a un lugar mas tranqui«. Marisita agarra viaje, se suben al Gordini y parten a «El Monumental» sin palabras, más rasca no podes ser.

En el telo, beso va, beso viene, sube tu temperatura a mil grados. Tormenta es media tímida y se pone nerviosa cuando intentas meterle mano. Ella te tironea el ganso, pero no te deja que la toques vos. Igual, la previa ni te calienta, porque ya estas al palo y solo queres terminarle en la carompa, como tantos videos que ves a diario. Lo que te llama la atención es que una mina tan dura para que le metas mano, se halla dado media vuelta y al toque te halla pedido que le inaugures el local del fondo. Vos sos un cumplidor, así que metes tu fichita ahí nomás. Estas a full, hace tanto que no tenias relaciones que ya sos virgen de vuelta, así que bombeas unos minutos e inflas el forro, cual zeppelin tan grande que entra una propaganda que diga «si venis al Red Megatone del Shopping y te llevas un Home Theater te regalamos un dvd Panasonic con la película original de El curioso caso de Benjamin Button«. Tus gerentes lácteos bailan de la alegría, el jefe que estaba duro como estatua, ya esta blandengue como un postrecito Danet. Vos sos feliz, te causa gracias mirarte al espejo la cara de puber satisfecho que tenes mientras vacías tu preciadas arcas en el local de «Tormenta«.

De repente, Marisa cambia su voz dulce y gangosa y te dice: «ahora te toca a vos papurri» y se da vuelta. Tu cara es esta: ¡¡¡aaaaapaaaalalaaaa!!!. Marisa se carga un «Lumilagro tamaño familiar» entre las patas, es un gasoducto industrial lo que tiene bajo el abdomen, colgando como un péndulo. Con la violencia de un pilar de los Tordos te da media vuelta y te hace ver las estrellas, cobras como chancho. Te acaban de inaugurar el local del fondo a vos, por banana.

Consejo del Mendolotudo: paja, es preferible que flashees con que te fifás a Celia Astargo, antes de que aceptes una cita a ciegas por messenger. Nunca, pero nunca son de verdad las fotos. Es mejor que sigas autosatisfaciéndote y que de tanto remarla con las minas te quede la espalda como un hombreador de bolsas de cemento, a que te dejen el traste como un vaso de güisqui. No seas choto, usa internet para lo que de verdad es, bajar pornografía, leer El Mendolotudo y nada mas.

También podes leer:

Mendolotudo aconseja sobre hacer deportes extremos en la nieve

Mendolotudo aconseja sobre tomarte vacaciones en Brasil