Misteriosa desaparición

Mario Ivan Laudike es un mendocino que en octubre iba a presentar el Auto Eléctrico Mendocino. El auto iba a costar U$S 3.000, unos $12.000 aproximadamente, lo que lo hacía barato de conseguir, económico de mantener y ecológico. El tema es que hace unas semanas Mario abandonó sorpresivamente su departamento ubicado en la Alameda y se fue a Cancún, sin avisarle ni siquiera a sus padres.

Antes de irse también eliminó sus cuentas de mail, su facebook, todos los videos de él y su proyecto en youtube, y no contestó a ninguno de los comentarios que no entendían su ausencia. El mensaje a su padre fue corto y conciso: «me mandaron los pasajes antes de tiempo, cancelemos el proyecto«. Pero no contó quien organizó el viaje ni porque se fue repentinamente.

No es el primer caso donde «desaparecen» misteriosamente estas mentes brillantes e ingeniosas. Es sabido de las desapariciones de quienes inventan combustibles alternativos, vacunas contra enfermedades y cualquier cosa que mejore la calidad de vida del planeta.

Y no pretendemos dejar lugar a duda o que el lector saque sus propias conclusiones, porque es más que obvio lo que pasa y pasó. A Marito le pusieron una teca enorme o lo amenazaron de muerte para que «silenciara» su auto. Piensen que muchas empresas petroleras y automotrices se van a ver «apretadas» por tamaño descubrimiento. ¿Pero como puede ser posible tanta impunidad? ¿No existe organismo o empresa que obligue a este flaco a presentar su proyecto o que le ofrezca protección o más dinero? ¿Como puede ser que TAMAÑA solución a la vida y al medio ambiente quede «censurada» y nadie haga nada al respecto?

Que ganas de tener un arma que dispare verdades y matarlos a todos. Esto no puede seguir pasando en nuestra época, es una vergüenza.

ETIQUETAS: