Ningún hombre se salva de la típica histeria masculina

Novio, amante, esposo, amigo, hermano, sin importar la relación que uno tenga, o cómo sean, los hombres de hoy son unos “perfectos histéricos”, superándonos en más de un caso. Acá te muestro los tipos de hombres histéricos y sus actitudes.

Algunas mujeres son histéricas, sí, esa es una frase de público conocimiento utilizada a nuestro género a lo largo de la historia. Pero basta de decir que sólo somos nosotras las que padecemos ese síndrome sicopatológico, porque en los últimos años apareció un prototipo de hombre joven profesional urbano histérico por excelencia.

Pero en realidad siempre existieron, todos conocemos el mítico personaje “Don Juan” (aquel que enamoraba a todas las mujeres, pero luego se hacía humo) o el famoso “Casanovas” (un rompecorazones incansable). Por ejemplo, Freud decía que la histeria era también del sexo masculino, y mencionaba que esta era muy frecuente, principalmente por la homosexualidad reprimida de los hombres.

Estar con un hombre así, es como estar frente a un plato de empanadas y que te pregunten: ¿con la mano? ¿con cuchillo y tenedor? ¿con servilleta o plato? ¿la corto a la mitad para que se enfríe o espero un rato?

Luego de esto y antes de entrar de lleno con cada tipo de histeria conocida, vamos a describirlos un poco. Diríamos que se trata de ese hombre que le encanta seducir mujeres, pero cuando te tiene ahí, le da miedo, inseguridad, y huye porque no se arriesga, le da cagaso engancharse, o simplemente le encanta ese juego de seducción, “te tengo pero, vos a mi no”. Hoy sos lo mejor que le pasó en su vida, y la mujer más hermosa, pero mañana ya está confundido, necesita tiempo (tiempo de qué, no sé), necesita ir más despacio (quiere bajar de quinta a primera, cómo si la culpable fueras vos), de llamarte 3 veces al día pasó a sólo una, y específicamente el día que la quiere poner, y finalmente tu número de teléfono ya no lo tiene en su agenda.

A pesar de que nos quejamos, y nos embola cada actitud y respuesta de ellos, nos encanta cada vez más! Pero ¡OJO! Estos son los que primero se borran.

Es por esto, que luego de varias conversaciones con amigas y por vivencia totalmente propia, aparecieron por todos lados estos hombres, ya sea amigos, novios, esposos o amantes.


El histérico de los mensajes de texto

Es aquel que no agarra pero tampoco suelta. Está, pero no está. Cada vez que manda un mensajito de texto tenes que estar descifrando qué es lo que te quiere decir, esas palabras muchas veces rebuscadas. Porque en realidad nunca te van a decir lo que uno está esperando, o simplemente lo que te quiere decir.

Por ejemplo:

Sábado por la tarde noche.

¡Hola! ¿Qué haces hoy? ¿TIENEN planes??

No entiendo, ¿querés verme? Decilooooo…quiénes tienen planes?? YO, mis AMIGAS y VOS????

¿Qué quieren? Imposible de descifrar.

Histeria masculina “al palo”

Típicos comentarios del machista histérico:

  • “Me atraen más las chicas que no son rápidas” (¡¡Hasta que la ponen!!)
  • “No quiero lastimarte, porque no sos una mina para joder” (¡¡Pero ya jodisteeee!! ¡Osea! ¡Decime la quiero poner con vos porque me cuesta más y punto!)
  • Después se la dan de galanes por ser rompe corazones y tener un par de chicas alrededor que quedaron “enamoradas” de repente rompen el encanto como cenicienta a las 12 y se las pican. Eso los hace “machos” entre ellos mismos. ¡¡Y ni siquiera podemos contar con ellos como para seguir el ritual!! Osea, ellos están totalmente indecisos y nosotras absolutamente decididas a gozar.

Amigos histéricos

Este caso, está muy relacionado con la concepción de amistad, y eso que todos nos preguntamos ¿si existe o no la amistad entre el hombre y la mujer? Nunca lo sabré, pero las últimas veces no me fue tan bien. En definitiva.

Estos son geniales… Son los típicos amigos con los que te juntas, salís a bailar, te cagas de risa, y confías. De repente, luego de un fin de semana de descontrol, el cual prácticamente no le respondiste los mensajes, o la estabas pasando tan bien que ni siquiera te acordaste de él, te lo volvés a encontrar y te saluda con cara de orto. ¡Aja! ¿Y ahora, a éste que le pasó? Por las dudas no le preguntas, ya se le pasará, habrá tenido un mal día. Pero, después de días, y horas, la relación sigue igual, no te mira a los ojos, ya no te reís de la misma manera, y prácticamente es un desconocido.

Cómo quieren que una adivine que mierda le pasa. ¿Celoso? ¿Envidia? ¿Está metido con vos? ¿Está triste? ¿Le pasó algo? ¿Lo dejó la novia? Y así podría seguir. Pero la respuesta de ellos es mundial. “NADA” sólo un mal día… si, si… me hablas todos los días y de repente, después de ese gran fin de semana no me hablas…

Saliente histérico “Ciclotímicos e inestables”

Estos son los que se mueren por invitarte a salir, sos lo mejor que le pasó en la vida, sos hermosa, te dicen “cómo no te conoció antes”, se ríe y disfruta con vos. Pero vos, no estás del todo convencida, porque tanto pablarerío ya lo venís escuchando desde hace mucho tiempo. Pero bueno después de que te endulzó el oído, accedes, salís con él a tomar algo, a pasear, a comer, y de repente… crick crick crick desapareció… Qué pasó… chicas imposible de saber!

Amantes histéricos

Este es el que está de novio, pero vos no sabías, hasta que de repente te invita a tomar algo… ¿a dónde? Obvio, al “Parque” en la rotonda más oscura y con el vidrio súper polarizado. O sino también decide que vayas a su departamento porque ¡justooo! le queda un poco de fernet o un vinito… que hace mucho frío o mucho calor… en definitiva te la quiere poner y nada más.

Estos también te dicen que sos su debilidad, que nunca había tenido tanta piel con alguien como con vos, hay química, y todas esas pelotudeses que más de una vez a pesar de que sabemos cómo son las cosas, nos la seguimos creyendo y accediendo a todo.

Y sí, ¡en definitiva ellos hacen todo eso para encontrar esa química una vez a la SEMANA!

A ver, hablemos claro…. cuando te dice q tiene «piel, química» lo que te quiere decir es ¡¡me encanta ponerla con vos!! ¡¡Y si quiere salir con vos al parque es para no decirte de una vamos al telo!!!

Pero sí, después de esos días de QUÍMICA, ya está ya sos nuevamente trapo viejo y a otra cosa, a buscar algo nuevo. Pero a pesar de eso, te sigue histeriqueando porque como dice mi abuela “siempre hay que tener una vela prendida por las dudas”, entonces él no es tuyo (porque está de novio) pero te rompe lo mismo que si fueras su novia, y ni hablar si te encuentra charlando con alguien, la escena de celo no te la vas a olvidar, pero al otro día “YA NO TE HABLA”.

Novio-esposo histérico

Estas viviendo en pareja… todo un tema. Y acá aparece la histeria de los hombres. Es el típico hombre q te apura cuando tienen que salir a algún lado, se desespera si no estás lista. Pero eso sí, si hay que salir y él está viendo un partido de fútbol a no JODER los novios pueden esperar… pero claro te apuraron durante todo el día, y al momento de salir, vos tenes que estar sentada intacta en una silla, sin moverte porque se te desarma el peinado y se te arruga el vestido, total a ellos ni les importa. Esas mil horas de más que él está viendo el partido, vos podrías haber terminado de pintar las uñas y hasta se te habrían secado impecablemente.

Otro caso es cuándo te juntas el viernes a la tarde, pasas un hermoso día y a la noche salís con tus amigas a tomar algo o a bailar. Y al otro día, aja! camina pateándose la geta…y uno piensa y a este qué le pasó, y le preguntas, insistís, (ellos te dicen que le dejes de romper que no les pasa nada), hasta que dejaste de insistir, y ahí crack!!! “Ah ahora te quedas cayada, sabes qué me pasa, que no puede ser que salgas todos los fines de semana. Ya sos grande, bla bla bla…” O sea porque no me lo dijiste a la tarde que te rompía los huevos, que no querías que no saliera, o simplemente un comentario. Ah me olvidaba “SOMOS ADIVANAS”.

También podes leer:

¿Es cheto o choto? Hoy: comidas

El año pasado escribíamos:

Flash noticioso con Mingo y Anibal