No me rompas las pelotas, telemarketer

 

Este es un tema un poco espinoso y el título refleja en la respuesta que todo el universo quisiera darles y no se anima. Por un lado, pensás en el pobre mortal que tiene que llamar a mil pelotudos como vos por día y eso te pone un freno inconsciente  a la hora de querer putearlo porque te llama un martes a las tres de la tarde o un sábado a las nueve de la matina. Sin embargo, nos encontramos con que el tiempo muta de telemarketers que en su vida real son cumpitas buena onda y los transforma en despiadados capitalistas implacables a la hora de querer encajarte la nueva promoción, por la que pagaras una ínfima suma los primeros seis meses, luego de los cuales te meterán una pija en el orto y tendrás que pagar el cuádruple de la gran oferta que te encajaron. Teniendo en cuenta que podés ser vos, tu hermano o algún amigo el que pueda estar laburando en esta infame tarea, el interrogante se plantea solo. ¿Cómo sacártelo de encima de una manera amable y respetuosa? Si le decís que no te interesa, ahí nomas te retrucan que cómo no te va a interesar si no has escuchado lo que tienen para ofrecer. Si ya tenés seguro de vida, el que ellos ofrecen es mejor y te cubre hasta el deceso por exceso de viagra. Si ya tenés internet, ellos te quieren empernar con algo mucho mejor. Lo más lindo es que la cantidad de llamadas de una empresa es directamente proporcional al servicio de mierda que te brinda la misma. Ahora, cuando necesitás comunicarte por algún reclamo, es más probable que te atienda Ricardo Fort desde el más allá.

En esto estaba rumiando cuando apareció, como enviada del cielo, mi amiga Débora.

“Mirá, te voy a hacer un breve resumen de los últimos acontecimientos que viví respecto al tema” me dijo.

 

SÁBADO, 15:30

Titititi titititi (sonido agudo del teléfono, ya no hace mas rinnnngg, rinnnngg….) titititi…
YO: (medio entre dormida) ¿Holaaa?

Voz femenina, fresca y joven: Buenas tardes mi nombre es Pamela, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?

YO: Si, con ella habla.

PAMELA: Ah ¿Qué tal?, La llamo para ofrecerle el servicio de trío plus más…. (dejo de escuchar)… bla bla bla bla (que dura casi dos minutos).
YO: Te agradezco mucho pero no me interesa. 
PAMELA: Bueno, está bien que tenga buenas tardes.

YO: Igualmente.

 

SÁBADO, 17:23

Titititi, titititi, titititi….

YO: (voz de dormida, recordá que tengo hepatitis y duermo mucho) Holaaa
Voz femenina, fresca, joven y entusiasta con leve tonadita cordobesa: Buenas tardes, mi nombre es Marina, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?
YO: Con ella habla señorita, pero si es para ofrecerme algún plan hace un rato me llamaron y les dije que no me interesaba.

MARINA: Ah disculpe! Pero le ofrecieron también…

Yo (interrumpiendo): Mire lo que sea de verdad no me interesa, no es santo de mi devoción Telefónica y con el plan que tengo es suficiente. Así que gracias y buenas tardes.

MARINA: Buenas tardes y disculpe….

 

SÁBADO, 19:46

Titititi, tiitititi, titititi…

YO EN OFF Pero la reputa madre ¿Ahora quién carajos es? (enojada): HOLA 
Voz masculina, fresca y entusiasta: Buenas tardes mi nombre es Javier, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?
YO: Mirá pibe, es el tercer llamado de la tarde de Telefónica, ya les dije a tus compañeras que no me interesa nada de lo que me ofrezcan, haceme un favor, ¡Borrá mi nombre de la lista de pelotudos a los que llaman a cada rato para romperles las pelotas y no me llames más! 

Cuelgo con bronca.

 

DOMINGO, calma y tranquilidad, (ahí debí empezar a sospechar)
LUNES, 12:48

Titititi, titititi, titititi….

YO: Holaaaaaa?

Voz femenina, fresca y entusiasta: Buenas tardes mi nombre es Pamela, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?
YO: (entres suspiros y agotamiento mental con un dejo resignación) Seee, con ella habla…
PAMELA: Ah ¿que tal señora? La llamo para ofrecerle…bla bla bla (dejo de escuchar…. Cuando ¡IDEA!)… bla bla bla…

YO: (interrumpiendo con voz de viejita desvalida) ¡Qué suerte que llamaste querida! Porque sabés a mi no me llama nadie, tengo 5 hijos y catorce nietos pero claro ¿Cómo se van a acordar de la abuela, no? Para llevarme a cobrar la jubilación ahí si llegan puntuales, pero para saludarme…
PAMELA: (interrumpiendo a su vez): Disculpe señora. Pero yo quería ofrecerle…
YO: Si ya sé, pero me hace tanto bien hablar con alguien. Porque nadie se acuerda de esta pobre vieja que trabajó toda la vida para darles todo que tiene ahora, y ¡Claro! con esas arpías con las que se casaron como me van a llamar si…

PAMELA: Señora, mire estoy trabajando….

YO: ¡Claro queridita! Hacés bien trabajá, trabajá, pero no te cases, ya ves después nadie se acuerda de vos y…. (tuuuu…. tuuuuu….) Bah?? Cortó.

 

LUNES: 15:14

Titititi, titititi, titititi….

YO: Holaaaa??

Voz femenina, fresca y entusiasta: Buenas tardes mi nombre es Daniela, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?
YO:(advertida y divertida por el jueguito anterior, contesto con voz aguda y estridente) ¿Quién?

DANIELA: (con tono elevado) La titular de la línea, de Telefónica.
YO: ¿Mónica??? Aaah, menos mal que llamaste, ya lo iba llamar yo al Cacho por

lo de la canilla.

DANIELA: No señora (casi gritando) Hablo de Telefónica.

YO: Si, si, te entendí Mónica, cuando vengas traeme un laxante también que estoy

muy estreñida. (tuuuu… tuuuuu) Bah? Colgó.

 

LUNES 20:01

Titititi, titititi, titititi….

YO: Holaaaa??

Voz masculina, fresca y entusiasta: Buenas noches, mi nombre es Gonzalo, le llamo de Telefónica, ¿se encuentra la titular de la línea?
YO (Con voz sensual): Hola Gonzalo, buenas noches ¿en qué te puedo ayudar?
GONZALO: La llamo para ofrecerle el plan trío… ba bla bla bla….
YO: Mmmm. lindo, con la voz sexy que tenés ¡Me pinta un trío ya! ¿Traes un

amigo o llamo a una amiguita? 

GONZALO: Señora, estoy trabajando y quiero…

YO: (a esta altura, bien atorranta) ¡Yo también quiero! GONZALO: Mire señora, me parece que usted…

YO: Pero tutéame… no seas tímido, ¿Cuántos años tenés Gonza? Porque a mí me gustan mucho los pendejitos como vos. Contame como sos, dale, así nos ratoneamos un poco…. (tuuuuu… tuuuuu…) Bah?? Colgó.

 

Como dicen, si no puedes con tus enemigos únete a ellos….y rompeles las

pelotas como ellos a vos.

(Con Colaboración invaluable de Débora Misistrano.)

ETIQUETAS: