Peripecias de intentar tener internet en Luján

Leo el Mendolotudo hace tiempo y entiendo que no es un “libro de quejas” para hacer descargos particulares, pero sinceramente conozco cientos de lujaninos que padecen el mismo dolor de bolas (ovarios en este caso) que yo: intentar tener internet en casa. ¿Tan alejados vivimos que nadie puede brindar una conexión decente? Yo no puedo creer que estando en 2016 aún debamos padecer este desastre online.

Bien, dado este prólogo paso a contarles mi experiencia con (vamos a usar un nombre alusivo así no tenemos problemas) ALERO (sutil). Desde Julio de 2015 que contrate internet y telefonía fija con ALERO, quienes en su eslogan prometen una “internet que vuela”, tengo problemas de conexión.

Para tener internet me enchufaron un teléfono fijo, al cuál terminé dando de baja porque llamaban y no sonaba, o cuando quería llamar a un número “x” me hablaba una gallega que siempre decía el mismo verso y la llamada en definitiva no se podía concretar. Hice muchos reclamos y cuando les contaba lo que me pasaba, parecía que la mentirosa era yo, porque según ellos “el servicio andaba a las 1000 maravillas”. Otras veces me trataron de persona con pocas luces al exponer mi problema. Así, una y otra vez reclamé hasta que terminé dándole de baja teléfono, cansada de reclamar cientos de veces y de pedir un técnico para que viera que pasaba.

Ahí el primer verso de la empresa: es mentira que necesitas si o si el telpefono. De todas formas pensé… si solo tengo internet, voy a estar en la gloria, porque va a andar espectacular, ya que es la forma de comunicación que me queda. Nunca fue así…

Año nuevo, tarifa nueva, nuevo presidente, tarifa nueva… y así sucesivamente, para un servicio mediocre y con mala atención de su personal, que además de tener cara de culo, te trata de tarado/a cuando te explica…

El primer día de mi relación con ALERO contraté internet con 1 mega de velocidad, ya que para una casa de familia es suficiente, pero no me avisaron que ese mega andaba mal si había nubes, lluvia, tormenta eléctrica, si las calles tenían pozos, si había sol o si era domingo.

Desde ese momento hasta hoy, muchos meses pago por un servicio de internet que prácticamente no lo pudo usar durante el mes, porque básicamente no anda.

Cansada de que el maldito mega no alcance y luego de reclamar cientos de veces (y que al llegar a local ya se miren todos como diciendo: “allí viene la densa de nuevo”, sobre todo el hombre de barba abultada con cara de culo) el personal de ALERO tiene la amabilidad de ofrecerme internet de 1 mega “asegurado”… ¿o sea que entonces estaba pagando por 1 mega trucho antes? Yo no lo podía creer.

Desesperada por tener un servicio digno, y dándoles una nueva oportunidad, decido tomar este ofrecimiento salvador… Decido contratarlo con la esperanza de que ahora andaría bien, porque estaba “asegurado”. Contenta con mi nuevo mega, al otro día contrato Netflix… ilusa fui. Terminó siendo el mismo servicio basura de siempre; pero más caro. Asegurada estaba lo atroden que la tenía.

Hace unos días voy a pagar la última factura del mes de enero, me dan la noticia de que se habían equivocado y que no me habían cobrado correctamente el servicio, por lo que tengo que pagar para febrero, el mes más el error de ALERO. Esto ya me hizo explotar porque si una empresa se confunde y cobra mal, lo lamento mucho, no es mi problema, debe hacerse cargo y asumir el error, no trasladarlo a sus clientes. Papeloneros.

Cuando contrate ALERO “internet que vuela” pagaba por 1 mega $230, luego, por 1 mega “asegurado” $370 lo cual era, según ellos en realidad $479 y esa diferencia es la que me quieren cobrar el mes que viene, o retroactivo, como le dicen ellos, que no me cobraron cuando cambié el plan. A todo esto, ni siquiera el mega asegurado funcionó, o sea…

En fin, llevo 6 meses y más de $2500 gastados en un servicio que no anda, que no sirve y que nadie da respuestas. Las demás compañías no llegan y ALERO es la única que se jacta de poder hacerlo… lo cual no es cierto. Cuando estas en una zona donde escasea la oferta de internet, es desesperante, porque no hay otra cosa para elegir.

Escrito por Andrea para la sección:

ETIQUETAS: