Polémico escrito censurado en San Rafael: «Por España existe América»

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El siguiente texto es una nota realizada por el Padre José A. Álvarez (Vocero Obispado de San Rafael) publicado en la revista de distribución gratuita “InfoYa”… ¿¿¿looo charlamo???

Por España existe América

La primera contestación que alguien podría dar al título de esta nota es que el continente americano existía desde mucho antes que a la península Ibérica se le conociese como España. A eso hay que decir que la extensa tierra estaba, pero no era América. Los indigenistas, esa suerte de pseudo-académicos formados por medio de revistas y películas, que nunca leyeron un libro serio sobre el tema, acusan a España de ser la destructora de la “amerindia” o “América india”, pero su lente ideológico no les permite ver que tal individualidad jamás existió antes de la llegada de España a este continente. Y no es que en Europa nadie supiera de su existencia, porque ya algunos se la habían topado y otros la suponían en sus cálculos, pero ninguno la había descubierto. Es decir que para todos seguía escondida, hasta que España la dio a la luz. Como ocurre con el niño que existe desde hace nueve meses en el vientre materno, pero solo llamamos niño cuando es dado a luz. 

Y España, la España de los Reyes Católicos y luego de los Austrias, fue la mejor partera que podía tener la América ignota. Porque no solo le dio la luz del reconocimiento civil y comercial para los demás pueblos de la tierra, sino que le trajo la luz de la fe verdadera. Era un 12 de octubre cuando se encontraron por vez primera las miradas de aborígenes y españoles, era el día de la Virgen del Pilar, nada menos. Llamamos casualidad a aquello cuya causa no conocemos, pero no porque no la tenga. La Virgen fue desde el inicio la gran misionera de la América descubierta.

Y no es que los que venían no fueran pecadores, mas aún, todos, los que llegaron y los que aquí estaban, eran todos humanos y como tales, nacidos en pecado. La gran diferencia con otros pueblos que luego también vinieron, era que la España católica, además de tener interés en riquezas y aventuras, como cualquiera, se movía por un ideal superior. Fundaron sus ciudades en los lugares de riqueza y también en los páramos más pobres y olvidados, porque venían a fundar la Cristiandad, cosa que hoy pocos entienden.

¡¡¡Que absurdo y que injusto suena oír insultar a España en español!!! Ingratos que reniegan de la madre que los alumbró, a la par que caen en las de cualquier prostituida ideología. ¡Viva la España católica que nos engendró! ¡Viva la fe de nuestros padres que es la raíz más poderosa que todavía puede salvarnos! Y ¡olé!

También podes leer:
Las mujeres siempre eligen como el orto

El año pasado escribíamos:
Chusmas