Policías de tránsito, esos particulares personajes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Qué se te viene a la cabeza? Aparte de todos esos insultos y maldiciones que uno les desea. Pues a mi nada más.

El policía de  tránsito es un servidor público especial. El nombre del puesto viene del latín hijorum de putum. Son personas que no le tienen miedo a la condena social, son muy fuertes mentalmente. Estas personas llevan consigo un chaleco verde fluo que lo identifica claramente para saber a donde poder dirigir los insultos ¿será el chaleco el llamador? También poseen un silbato y un talonario de multas con el cual se sienten inmortales, se sienten semidioses. Piensan que son como el mítico soldado troyano Aquiles, que nada les puede pasar.

Con soberbia extrema y cara de malo, se los puede ver por el centro de mendoza bajando de sus motos como si fueran Lorenzo Lamas o en su defecto el malo de Terminator 2.

Los objetivos laborales de un policía de tránsito son varios. Primero en principal reciben comisiones por cada multa injusta que realicen, segundo reciben comisión por cada carnet y auto que secuestren y tercero no deben parar a ningún auto de más de veinte años de antigüedad, en deterioro, ya que a estos no les pueden sacar nada.

Estos servidores públicos también perciben premios libres de impuestos que la gente normal los llama coimas. Son muy solicitadas por ellos.

En una escala menor a ellos se encuentran los nuevos cargos municipales que colaboran con el transito en la ciudad, así como con otras tareas sin sentido. Los llamados preventores. Al igual que en la saga Harry Poter, estos son fantasmas como los dementores. Es decir, su presencia es indistinta. (Excepto bajo el puente de arenales y el acceso, allí son muy  útiles)

Los preventores previenen que sus compañeros trabajen. Van de aquí para allá disimulando estar ocupados. Llevan consigo conos naranja y visten los chalecos fluo.

La municipalidad ha gastado el 35% del presupuesto público en kinesiólogos, sesiones de fisioterapia y tratamientos psicológicos debido a las lesiones en los brazos, sobre todo en los codos(codo de  tenista), de aquellos que trabajan disminuyendo la velocidad de los vehículos que circulan por las autopistas. Verdaderamente es un trabajo insalubre.

Curiosa es la historia del preventor  Guaraní Horacio Aloe, apellido por parte de la madre vera, cuyo caso es muy particular. Se ha tomado tan enserio su trabajo que ya ha multado a sus hijos por levantarse de la mesa sin permiso, a su esposa por entrar a la habitación por el lado izquierdo del pasillo de su casa, y a sus vecinos por estacionarle en la puerta.

El orden publico vehicular, así como el respeto de las leyes de  tránsito y el cuidado de los peatones son parte de las tareas de los pt, no petes, sino policías de transito.  Son personas que cargan de mucha responsabilidad, y con poca aceptación de la comunidad.

Tratemos de ayudarlos a mejorar su labor, tratemos de colaborar con ellos, sumémonos a la campaña tratemos bien a los policías de transito, aunque sea difícil.

ETIQUETAS: