Una odiosa mentira capitalista: “San Escupido Day”

Bueno, podría darles mil y dos razones para decirles que San Valentín es una mentira capitalista, y muchos sinónimos para llamar al ángel de los pañales. Pero seguramente alguna de mis colegas se va a hacer cargo del tema. Yo me concentro a contarles como van las cosas por este lado del continente.

Tipo un día llegas a un país lejano en busca de nuevas experiencias y te das cuenta que el 75% de las películas es mentira, pero que el otro 25% son comportamientos, costumbres. Claro y vos te ves parado entre una decepción mortal y un entendimiento del mundo, algo así como una revelación. Sin importar qué vos te pones a indagar y te das cuenta que tienen una fijación con las celebraciones que mamita querida. Para todo tienen una tarjeta y para todo la mandan. Señoras y señores, si quieren un curro en este país armen una empresita tipo PYME de correos.

Así es como llegamos al día de los enamorados, al día de San escupido, al día en donde todo el mundo encuentra un día más para tener sexo con esa persona con la que están emparejados. Perfecto, mientras el otro lado de la población se siente mas [email protected] que cualquier otro día del año. A lo que yo pienso ¿no es una GRAN ocasión para que todas aquellas personas con problemas de personalidad a causa de la falta de sexo se pongan al día y nos hagan la vida menos complicadas? Bueh … lamento el bajón gente pero no. De todas formas es un llamado a la comunidad: Si sos una de esas mal cogidas, impotente, lo que concha sea, buscate un congo y DEJAME de joder la vida haciéndome esperar 45 minutos para depositar un cheque de mierda!! (mentira que hoy espere ese tiempo para depositar)

Desde hacen aproximadamente 15 días que vengo con la cabeza limada a causa de esta fecha del orto. Cena para dos con descuentos increíbles, lencería en Victoria Secret, viajes para dos a mitad de precio. Por la radio no hacen más que hablar de las fabulosas cosas que podes hacer con tu pareja, eh para! Para hacer todas esas fabulosas cosas, uh detalle, tenés que tener pareja en este día, sino chupate un pito y a otra cosa mariposa. De todas formas y los publicistas no son nada chotos, San Valentín acá funciona algo así como “el día del amigo“. Todo el mundo tiene un San Valentín y todo el mundo, mejor no generalizar, casi todos tenemos amigos.

La población estadounidense se prepara para mandar tarjetas a lo tonto como dos semanas antes de la fecha, compran caramelos, caramelitos, chocolates, chocolatitos con formas de corazones y evidentemente rosadas, rojas y toda la gama de colores entre el rojo y el rosado. Flores, florcitas las encargan con anticipación y obvio por Internet. Los peluches de Taiwán o made in China se ponen de moda y los que tienen un corazón pegan como trompada de Loco Juan. De todas formas si hay algo pa-te-ti-co y lo escribo así porque me re da, es que manden a hacer remeras, tazas, calendarios, libros, posa vasos, cajas, etc. con fotos y frases tipo “hay ami sos re importante para mi!!” (claro imaginen las frases en ingles cheto/pelotudo).

Como no queda otra y más viviendo en una familia estadounidense, viví la experiencia de cerquita. Primero las maestras mandan listas de cosas “posibles”, posible que compres todo, para el día. Cada niño hace un tipo buzón y los compañeritos ponen tarjetitas y chupetines. Y si, todo curso por regla tiene un Rafita y la maquinita Chu-Chu. La nota incluye que en este día los chicos tiene que venir con al menos una remera roja. Ñoño, todo para sacarles una foto !! Claro, son niños, no entienden que todo se basa en aumentar las ventas y el autoestima a solo algunos. Para los otros es un post-it (papelito amarillo comúnmente usado para escribir la lista de la verdulería o hacer dibujos de muñequitos) de que estás solo. Sin embargo todos disfrutan en familia el temita de armar las tarjetas, comprar y comprar.

Anoche llegué a casa y me encontré a Torcuato con cara de concentración y dos tarjetas en su poder. Cleo lo miraba con cara de “DALE”. Yo, inocentemente pregunté que pistola estaban haciendo y Torcuato me miró con cara de “pienso fuerte fuerte en algo para escribir acá”, Cleo me contestó “Estoy esperando que escriba algo lindo“. Adivinaron, estaban escribiéndose las tarjetas de San Valentín y NO solo eso, estaban escribiéndoles las tarjetas a los chicos.

Hoy a la mañana me levante y encontré un sobre rojo apoyado en mi taza de Higgor y unos bombones de chocolate blanco con un moño, si … Rojo !! Puse cara de WTF y dije “aww gracias, yo soy Argentina asíque les doy un beso y un abrazo a cada uno”.

P.D.: los bombones están BUENISIMOS !!

ETIQUETAS: