Situaciones que reflejan que ya no te ama

Como siempre, la base de una relación (además de la confianza) es el amor, y la falta de este es el causante de constantes y abruptas separaciones. Sobretodo si tenemos en cuenta que había uno de los dos que aún seguía amando, para él estaba todo bien. Eso es una cagada, posta.

Afortunadamente hay síntomas que aparecen y se muestran evidentes cuando el otro ya no te quiere ver ni en fotos, pero que vos mamu te rehúsas a ver (como el cartel de tire y empuje) por ejemplo:

Ya no te cela

No, no somos como “la gata flora” ni mucho menos, los celos excesivos son más pesados que milanesa de chancho y más peligrosos que tu vieja en facebook pero aquellos que se dan en una medida cuidada, “normal” son necesarios. Al menos para las mujeres que somos más inseguras que coger sin forro, por ejemplo.

No le molesta que salgas con amigas

Todo bien con la libertad en la relación y toda la sarasa que inventaron los hombres para comerse a cuanta mina o trava se les cruce en una noche de puro alcohol, pero si hace seis meses te secaba la mente para que no salgas a bailar y te quedaras con él porque tus amigas son unas locas por el pito ¿qué hizo que la idea de que salgas con ellas le chupe enteramente un huevo? Abrí los ojos corazón de melón, ya no le importás. Sobretodo si el cambio es abrupto y repentino.

Que solo vos propongas salir

Los hombres en los tiempos que corren hoy no se caracterizan por llevar la iniciativa, pero ahora lo notás peor que antes. Por ejemplo llega el tan preciado sábado por la noche y el susodicho prefiere tener un “sábado de siluetas” aparentemente solo y en su casa en lugar de salir a dar una vuelta con vos aunque sea en bici y a la manzana. Porque te conformás con poco y él lo supo siempre, sino no se explica.

Que ya no quiera tener sexo con vos

Te estuvo implorando durante meses para que le entregues la cuchufleta y ahora que estás más suelta y hasta te animás a hacer “el salto del tigre” no te lo pide más. Siempre se dice que los hombres jamás se niegan a tener sexo pero esto es diferente si el tipo se cansó de vos y ya no te aguanta o si posiblemente ya encontró otro lugar donde ponerla, para esa instancia ya no va a querer tocarte ni con un puntero láser. Y aunque suene extremo (y de hecho lo sea) lo hacen para no confundirse más, parece joda pero no. Y mientras ahí estás vos, perdiendo la dignidad al lado del disfraz de colegiala que habías comprado por su aniversario.

Que ya no te llame ni responda los mensajes

Te gastaste los 200 pesos que te acreditan los 5 de cada mes ¡y estamos a 9! En llamarlo para solo escuchar el mensaje pedorro que grabó en el contestador e intentás mandarle whatsaap para ver si te está ignorando pero el pibe (viejo lobo y terrible hijo de puta) ocultó la última conexión y la tilde azul lo que creés te hace menos patética dado que no sabés si lo leyó o no. Al menos intentás pensar en eso para evitar caer en la depresión y ponerte a llorar como Ponzio cuando le tiraron un poquito de pimienta.

Que no se preocupe por vos

Hace días que venís estresada por el laburo y por la enorme cantidad de finales que se te juntaron para rendir y el pibe no se digna a preguntarte si necesitás algo, aunque sea para darte apoyo logístico ya que antes cuando te rogaba para que le dieras bola te leía los apuntes hasta en portugués.

Que no te extrañe ¡Nunca!

Antes te escribía todo el tiempo y te contaba que te extrañaba más que dormir doce horas seguidas pero ahora pasa una semana y no te lo dice nunca, ni siquiera para hacerte sentir bien ¡ya no le interesa! Mientras que vos dedicás horas a pensar en él y en por qué está tan distante (porque le sobran histeriqueos pero le faltan huevos para decirle que ya no te quiere más). Por eso se cuelga jugando a la play e ignorando que hace días no te ve y se saltea la parte de intentar extrañarte.

Que te tenga como última opción ¡siempre!

Si ocurre el milagro y por fin se acuerda de vos ¡genial! Pero no lo es si antes de llamarte a vos le escribió a Mati (su primo), Carlos (el vecino que estaciona el auto siempre en su puente), Paula (esa que tiene más pinta de gato que de amiga) y a Romina (otro gato al que le tiene más ganas que tu viejo a la vecina) y como nadie respondió te llamó a vos que sos su “garche gratis” y ahí vas, a perder los 30 minutos que te quedan de dignidad acostándote con un flaco que ya no te ama y que posiblemente nunca lo hizo, porque sino no se explica.

Ya no te dice cosas lindas

Todo bien con la gravedad, Newton y la puta que lo parió pero cuando el flaco se enamoró de vos no eras Pampita y seamos honestas, él no era precisamente Benjamín Vicuña. Y si vos sos capaz de seguirlo amando a pesar de su pancita cervecera (que antes eran abdominales) por qué él no puede quererte de la misma forma aunque tengas unos kilitos de más. Porque si vos engordaste un poquito al menos las tetas o el culo te crecen (comprobado científicamente) en cambio a él la zapán le impide verse el pito. ¡Punto para vos!

Así que, si leíste todos estos ítems y te sentiste identificada al menos con uno es mejor no seguir. Porque al principio siempre es todo lindo, resulta muy fácil “amar” en las buenas mientras estamos actuando para intentar enamorar al otro. Lo difícil, lo verdadero es poder hacerlo en las malas aceptando que podemos ser diferentes y tener defectos y aún así amarse como el primer día.

No existe ningún hombre capaz de someternos a su lado si no nos aman lo mucho que nos merecemos. Valemos más de lo que cualquiera pueda y quiera decirnos por eso nunca amen demasiado, siempre amen lo suficiente. Les amo hasta que se amen a ustedes mismas.

ETIQUETAS: