Las personalidades de los autos

Para mi los autos siempre tuvieron sus propias personalidades, o por lo menos la idea que cada uno de nosotros se hacía de ellos, cuando se subía o los manejaba o simplemente los veía… Aquí le va mi punto de vista sobre algunos autos que todos conocemos.

Ford Falcon: El Coronel. ¡La lancha es un auto facho! ¡Es el auto de milico por excelencia! Es más, ¡debería haber nacido en Alemania! Cabedor adelante y sobre todo atrás. Ideal para circular por la derecha y cargar cualquier cantidad de cosas o personas. Baúl amplio para todo tipo de armas ¡y fiambres! ¡Gran tirador! Es el Doberman de los autos.

Volkswagen Escarabajo: La cuarentona linda. Es el mismísimo auto picarón, Se sabe lindo pero es humilde. Es la rubia de ojos celestes. Chiquito pero noble. Hay muchos pero el dueño de cada uno de ellos piensa que es único. ¡Clásico de clásicos! ¡Gran compañero! Es el Fox Terrier de los autos.

Chevy SS: La vedette. Tener una Chevy SS, es como acostarte con el mejor gato famoso de turno. Darse una vueltita con una Chevy por el parque un Sábado a la noche, es directamente proporcional a salir de compras un Domingo al Shopping abrazado a Silvina Luna. Tooooodos te miran e indefectiblemente tooooodos te envidian. Bueno para el levante! Es el Dálmata de los autos.

Fiat UNO: Es el wachín maleducado. Jopito con gel y cubata. Escucha cumbia al palo seguro. Es el Polaco de los autos. ¡Gritón y agrandado! Se cree una Ferrari y se anda probando con todos, aunque generalmente lo terminan cagando a palos. Remera tubera negra. Dorregolotudo. ¡Pitocorto! Es el Pinscher Miniatura de los autos.

Ford F-100: La mamá de todas las pick ups. ¡El propietario de la F-100 la tiene al mismo nivel que a su vieja!  Es un vehículo cumplidor, que acompaña en todo momento, que nunca pero nunca por más defectos que vos tengas, te va a dejar a gamba. Severa en el andar, pero como buena madre perdona varios errores de manejo. Nunca se calienta! Es el labrador de las camionetas.

Peugeot 504: El abuelo. Feo por fuera, lindo por dentro. ¡De gran corazón! Siempre listo para llevarte a vos y a todos tus amigos a donde quieras. De fierro en las buenas y en las malas. Por la edad no levanta ni sospechas, pero es el clásico amiguero a la vuelta del boliche. Bueno para las anécdotas y los asados. Es el boxer de los autos.

Renault 12: El solterón. Pobre, remendado. De mal gusto. Vive con su madre de 90 años y 6 gatos. Feo por fuera, feo por dentro, y ya ni lo que le tiene que andar le anda. Posible asesino serial. Frecuentador de trabas, fuma Derby cortos. Nunca tuvo seguro y cualquiera le abre el baúl. Bueno para el trago barato. Es el Crestado Chino de los autos.

Porsche 911: El Bon Jovi de los autos. Les encanta a todas las minas, les encanta a toooodos  los flacos. Y todo lo hace bien. Es lindo, es elegante es fachero, anda fuerte, es noble, gasta poco para lo que anda. Es como Bon Jovi, que canta, actúa, conquista minas por doquier y los flacos lo festejan. Puede tener 50 años pero sigue levantando por donde pasa. Bueno para todo. Es el Bull Dog de los autos.

Ford KA: Es la minita linda e histérica. Si ella quiere entran 5, si ella no quiere no entra ni 1. Es linda por donde la mires. Empezás mirándole los ojos, pero indefectiblemente terminas mirándole la cola. ¡Por dentro es idéntico a una mina! Inentendible. Todo por cualquier lado, no tiene explicación, pero igualmente te encanta. Es el caniche toy de los autos.

Dodge RAM: El Abusador. Típico gordito de padres separados que juega al rugby en un Club pedorro. Muy grandote, medio grasún, pero les gusta a los “gatos”. Lleno de tatuajes. Chupa que da calambre y cuando se junta con sus compañeros los molesta todo el tiempo con su tamaño, aunque sabe en el fondo que los otros son mejores. Bueno para las piñas. Es el Gran Danés de las camionetas.

Mini Cooper S: ¡Es el Fiat UNO que se puso un boliche! Es lo mismo pero en versión potenciada. Gustoso de las chicas de la noche, le pinta andar exhibiendo sus pertenencias, compra mucha joya ostentosa y brillante. Es petiso y altanero. Suele pasear seguido por Palmares. Camisas entalladas tipo Versace. Buen jugador de fútbol. Es el Pug de los autos.

Citröen 3cv: El fumón. ¡Clásico marimbero! Escucha reggae todo el día. Auto tranquilo si los hay. No le importa nada. Desentona en todos lados, pero a él no le calienta y a mucha gente hasta le resulta gracioso lo desastroso que es. Es “Tuca”. Chabón básico pero de fierro, de divertidos colores. Bueno para “armar”. Es el Basset Hound (Batata) de los autos.

Volkswagen Bora: El ingeniero. Tiene 40 años. La facha justa. Gana 15 lucas por mes. Pelo corto, camisa a cuadros. Corto de humor, pero honesto. ¡No sabe combinar colores pero chupa como sus hermanos mayores! Correcto, educado. Buen padre, esposo aburrido. No sorprende. Bueno para quedárselo. Es el Ovejero Alemán de los autos.

Land Rover Defender: El gringo fortachón. Gran tipo, de pocas pulgas. Muy amigo de sus amigos, muy enemigo de sus enemigos. Castrador, hincha pelotas, controlador. Enfermo del orden. De buen madera. Inteligente y pujante. Nada lo detiene. Grandote y saludable. El clásico feo lindo! Bueno para compadre! Es el San Bernardo de las camionetas.

BMW Z3: El viejo putañero. Timbero y entrador. Cafeteador nato. Gatero de la primera escuela. Avanzador, medio corrupto, gustoso de la tecnología. Pelado, pero con gorrita de onda. La estrella en su grupo de amigos. Todavía se coje a la ex novia de la secundaria que está casada con un conocido. Bueno para las charlas. Es el Pit Bull de los autos.

Fuente de las imágenes: autos.com.ar

También podes leer:
Esperando un café (a dueto con Diem Carpé)

El año pasado escribíamos:
Encuestódromo de la semana

ETIQUETAS: