Escrachos

Esta todo bien si decidís tatuarte hasta el ogete como el choto de la foto. De última que se yo, son dibujitos en la piel o «arte en la piel» para los que les gusta ostentar palabras. Incluso hasta puede ser lindo y simpático ver un tipo todo tatuado. Ahora, ¿que necesidad hay de escracharte al límite? No termino de entender cual es el fin, el motivo o la causa por la que un personaje de estos decide arruinarse así. ¿Habrá minas que les pinte encamarse con un psicópata de estos? ¿Les tentará la idea que luego de vacunadas el chango las asesina? ¿Se imaginan la mamá de estos chapas, haciéndoles el postrecito de dulce de leche, las milangas o los fideos favoritos del nene? ¿Se los imaginan entrando a un bar? «Hola, quiero nafta super».

De todas formas (y por suerte) acá en Mendoza aún no pinta la onda «la vida me chupa un huevo me arruino para todo el viaje» así que les traemos, del más allá, los cinco personajes más escrachados del mundo:

Puesto N°5 – Cocarito

Los aros, dijes y sarcillos son lindos porque adornan el cuerpo. Hay aritos especiales para cada ocasión que una mujer tenga, hay aritos facheros para los galancitos y los pendejos pelotudos que no saben fumar y hay aritos dobles para los putos. Ahora, el tipo de arito «lata de coca» en la oreja no se para que ocasión se usará, pero este vago se lo clavó divino.


Puesto N°4 – Piercing nasal

El tamaño de un piercing no tiene mucha importancia, los hay más grandecitos, más delicados, más brillantes, más opacos. De punta redonda, de punta filosa y te lo podes poner incluso en el glande. Ahora ¿cual es la necesidad de clavarte un piercin tamaño dona de Homero Simpson en el naso? Me pregunto como hará para sonarse la nariz el infeliz este.


Puesto N°3 – Paragolpes frEntales

Hay gente que tiene la pera muy hundida y se parece un pollo, por eso es una muy buena solución que te operen y te metan bajo la piel como una perita artificial, obvio si es que parecerte a un pollo te molesta. Hay otra gente que tiene cara de alfiler, por eso decide ponerse esos mismos implantes en la mandíbula, para parecerse a Batman o a un italiano. Pero, ¿ponerte implantes en la frente para parecerte un diablo no será demasiado? ¿Te imaginas llevando a este muñeco a tu casa y diciéndole a tu papa que es tu novio? Que lindo debe ser pegarle una ñapi en la cabeza a este pelotudo. ¿Hará goles de cabeza?


Puesto N° 2 – No tiene nombre lo pelotudo que sos

Este la verdad que es el peor de todos, solo que el N° 1 tiene fama. Es como un todo en uno. Es pelado, esta teñido de rojo, tiene tatuada la jeta, esta zarpado en aros, esta lleno de colgantes y para colmo una cara de tonto del bosque ATOMICA. Calculo que tanto adorno debe ser para disimular esa cara de idiota que se carga el loco pero en fin ¿Como le vas a pedir pan al panadero?


Puesto N°1 – El Guacho Culebra

Este estúpido es mundialmente conocido (bah… al menos paso por la Susana Gimenez) por ser el «hombre serpiente». Lo voy a amendozar y lo voy  a llamar el guacho culebra. El Guacho Culebra se cree un reptil, se hizo bifea la lengua, se metió cositas bajo las cejas y se afliló los dientes. ¿Que más? ¿Acaso baila cuando le tocan la flauta? ¿Escupirá veneno? ¿Si anda en el puterío y chusmerío barato le diran «no seas tan víbora» y se sentirá orgulloso? ¿Será fanático de algún culebrón? ¿Le tendrá envidia al Gastón Piton de la radio «De Algo On Line» por su apellido? En fin… si lo viese por la calle me gustaría matarlo y hacerlo una cartera para mi vieja.


ETIQUETAS: