Manual del Mendocino Bien

Manual-del-Mendocino-Bien

Distinguido lector, a través de estas líneas, intentaré darle un pantallazo de lo que implica ser un “mendocino bien”, sus costumbres y características más salientes. Espero que disfrute de este exclusivo viaje en primera clase con aroma a Chanel y gusto a caviar.

Ante todo lo primero que debemos preguntarnos para comenzar a indagar en este mundillo adornado de glamour y discriminación es ¿Qué es un G.C.U.? Como sus iniciales lo indican G.C.U. responde a Gente Como Uno, haciendo directa referencia a gente bien, dirigiéndose a gente bien, hablando de gente bien. ¿Se entiende? Solo sirve como muletilla interna. No debe ser utilizada fuera del “Círculo”.

Lo que nos lleva rápidamente al segundo tema, que es: “El Círculo”. Nunca se hace referencia al “Círculo”. Todos saben que está, pero nadie habla de ello. Es como Voldemort. La gente que habla del círculo, automáticamente queda excluida de él. El círculo es un grupo de intereses, influencias, amistades y parentescos (en ese orden de prioridades) en el cual se maneja un selecto grupo de mendocinos de alta alcurnia. Son amigos entre ellos, se casan entre ellos, hacen grandes negocios entre ellos, trabajan juntos, se contratan unos a otros y se gorrean unos con otros. Pero siempre dentro del círculo. Se cuidan y se cubren, llevan los chicos a los mismos colegios y a los mismos clubes de rugby e inclusive viven en los mismos barrios. Pasan sus vidas constantemente mirando de reojo al de al lado en posición de jueces, listos para la crítica mordaz y despiadada.

Photobucket

En cuanto a la Religión realmente a muy pocos les importa sinceramente el tema religioso, pero por un tema de tradición y pertenencia, rara vez se ausentan un Domingo a la Parroquia “In”, ya sea la de la Peatonal, Corazón de María o la de Chacras, obviamente todos con el uniforme de Gap, o en su defecto la misma ropa con la que salieron del Club. Aprovechan para licuar un poco los pecadillos de entre semana. El rosario y la cadenita de plata son accesorios “it” para el católico top.

Photobucket

Obviamente que los deportes por excelencia de la gente bien son deportes exclusivos, que como bien su nombre lo indica, son aquellos que no están al alcance de cualquiera. Los mejores ejemplos son el Ski, el  Golf y el Polo, deportes que requieren amplia infraestructura y equipamientos especializados y muy caros, en clubes con abultadas cuotas mensuales, que les deja la tranquilidad de no encontrarse con “indeseables”. Inclusive algunos incursionan en las motocicletas tipo Enduro (¡nunca cross! Es de lumpen eso) y motos “Bien” tipo las BM o las Ducatti. Los menos deportistas o más viejos disfrutan año a año del Rally de las Bodegas. Cuanto menos se transpire y mas dinero se gaste, el deporte es más “Bien”.

Photobucket

Hablando de las vacaciones de la gente bien, que siempre son muchas y largas, porque viven en su gran mayoría al pedo. Podemos destacar los más exclusivos centros de Ski en invierno, o sea, se va al Departamento propio de Las Leñas y si no hay nieve, se va a Portillo, pero por nada del mundo pone un pié en Penitentes. ¡Obviamente para el verano nada como PDE! ¡Claro gordi, están todos allá! ¡Punta no es “in” es un “must” en Verano! ¡Y luego un clásico es pasar algunos días en Europa! Nunca en invierno ni en verano… prefieren la primavera o el otoño. En Semana Santa, se encuentran todos en La Angostura, ¡Divino!

Photobucket

Continuando con los eventos, no debemos perder de vista quela Gente Bien de Mendoza es siempre “solidaria”. Bueno o lo que ellos entienden por solidaridad… que curiosamente es un concepto diametralmente opuesto al que Ud. y yo podemos tener. Ellas organizan grandes veladas para recaudar fondos, subastando obras de arte, también organizan ostensibles cenas con tarjetas de valores irrisorios, o te bingos para ayudar a gente que no tienen la mas remota idea de quienes son. Yo soy un convencido que si uno le pregunta a una mina X que está vestida como parala Revista Caras a quién está ayudando con la tarjeta de $1.000 que compró su marido, no tiene ni siquiera una pista. Sospecho que solo organizan este tipo de eventos para verse las caras, restregárselo a través de los sociales a los demás, depurar otros tantos pecadillos y sobre todo para poder lucir todas sus galas y joyas.

Photobucket

Siguiendo con los Socialeros, esta especie es la que alimenta todo este tipo de conductas y eventos. Puesto que si no fueran cubiertos por los distintos medios de comunicación, estimo que a la Gente Bien, no les interesaría tanto figurar. Al fin y al cabo de eso se trata todo, de figurar. De quién está invitado y quién no, y obviamente de los invitados, quiénes están reservados al VIP y quiénes no. Es la esencia de todo esto, asumiendo la existencia de los VIP “Very Important People”, necesariamente debemos reconocer que los demás son LIP “Less Important People” (no lo voy a traducir, puesto que si no sabe inglés, no debería estar leyendo esta nota). Obviamente que entre los sociales, los hay mas prestigiosos como los del “Sábado” en el papel de la verdad o los del domingo a la noche por la pantalla del 7, inclusive los de las revistas económicas zafan; y otros no tanto… A estos últimos, el Mendocino Bien intenta esquivar para evitar vinculaciones innecesarias. Es la diferencia entre salir en la Hola y en la Pronto. Pagan notas para que su foto aparezca en Los Andes y se sacan los ojos por ser invitados a las fiestas de San Isidro.

Photobucket

En lo que a su vestimenta se refiere, curiosamente la Gente Bien tiende a la sobriedad al vestir y a utilizar marcas que no se comercializan en el ámbito local. Es una manera de mantener una distancia y una diferencia con los que usan remeritas de Tommy o de Polo simplemente. Todavía los recuerdo putear cuando el Sportsman empezó a traer Abercrombie & Fitch y les cagó las lindas camisitas exclusivas del Alce.

Arte, Vino y Autos: al ser gente de mundo, son todos grandes connossieurs, y por supuesto se relacionan con los más reconocidos marchands. Sus casas y sus pied à terres destilan buen gusto y son adornadas con lo mejor del arte local. Ellos obviamente se creen los grandes mecenas renacentistas. Compran sus vinos “reservados o apartados” directamente a los dueños de las bodegas y sus lujosos autos a los amigos propietarios de concesionarias Al fin y al cabo son todos amigos de Armando o del Chino.

Tendencias políticas e ideológicas: como ya se podrá imaginar, puede estar buscando todo el día y no va a encontrar ni a UN mendocino bien que sea “peronista” ni de casualidad. Sus ideologías obviamente tienden violentamente hacia la derecha. “Zurdos Bien” es un oxímoron. Piden imperialismo, capitalismo salvaje, un estado liberal y pena capital. Seguidores de Adam Smith. Miran a todos los que opinan distintos como “pobres negritos ignorantes”. En estos tiempos de inestable politiK, comentan por lo bajo que se estaba mejor con los militares y ya se pusieron la casaca amarilla de Macri, mientras envían invitaciones por Facebook para manifestarse el 13/09 en San Martín y Peatonal.

Photobucket

Esto último se relaciona directamente con el fuerte sentimiento de discriminación y estratificación con el que fueron inculcados y con el que se manejan. Sus reacciones son productos de crianzas irreales, en colegios clasistas, con recursos ilimitados, viviendo en burbujas, alejados de la sociedad, fomentando un grave egocentrismo y cierta banalidad en cuanto a sus preocupaciones. ¿Todo bien? … Todo bien.

Para ver qué tan “mala leche” puede ser el Mendocino Bien, basta ver cuando un G.C.U. cae en desgracia, quiebra, lo agarran en algún fato, o queda pegado con los políticos de turno. Es comidilla de todo “El Círculo” por meses, años… Obviamente se lo excluye rápidamente y los que terminan pagando esos platos rotos de sus padres, generalmente son los niños. Pobres niños ricos.

Y llega el momento de casarse. Ellos pisan los 30, ellas amanecen a sus 27, los dos se recibieron y obviamente trabajan en la empresa de la familia o en la de algún amigo. El dinero no será un problema, porque nunca lo fue. Lógicamente ellos se conocen de toda la vida, y mamá no hubiese aceptado a una chica que no tuviese pedigree. Por el otro lado, no vamos a decir que los casamientos están arreglados y sean por interés, peeeeeerooooo en casa siempre se ve con mejores ojos al fulanito o a la fulanita conocida y cuyos padres ostentan sendas cuentas bancarias. Y todos sabemos lo influyente que puede ser la familia, sobre todo en estos casos. Si el casamiento es de día, van todos con los Ray Ban. Aunque sean truchos, hay que cuidar las apariencias.

Photobucket

Otro caso curioso es el de los “grandes herederos varones”. Es desagradable el chupamedismo total que se desarrolla en el entorno del pobre muchachito en cuestión. Incluso hasta la gente grande y amigos de sus padres se rinden a sus pies para congraciarse con estos “Michael Corleone” y poder seguir entongados con sus propios círculos de influencia en el futuro. Se les complica mucho diferenciar sus verdaderos afectos, de los grandes convenidos y de los eternos obsecuentes, incluso dentro de su propia familia. Imagínense el producto de eso.

En el caso de las herederas, las chicas muchas veces son muy bonitas, otras tantas, no. En el caso de estas “poco agraciadas féminas”, es increíble el sex appeal que desarrolla la fama o el éxito económico de sus progenitores. Uno ve cada bagarto adornada con populares jugadorcitos de rugby facheritos, que generalmente son dos o tres puntos por encima de lo que normalmente podrían caranchar ellas solitas sin su apellido. Ellos agradecidos de que nunca van a tener que laburar en serio. Felicidad bien entendida.

Por último y para ir finalizando con esta interesante especie dentro de la fauna Mendolotuda, debemos destacar el marcado “Poliglotismo” que se desarrolla dentro de estos seres de alta alcurnia. Como habrán podido notar, el mendocino bien, generalmente alterna un 65% castellano (correctamente utilizado) un 25% de inglés (generalmente británico, enseñado en escuelas Bien) y un 10% de francés (para las cuestiones mas refinadas). Ej: …” ¿Cómo va eso Charlie, todo ok? -Bárbaro man, me enteré de tu affaire con esa delicatessen rubiecita, ¡Chapeau! _ Gracias brother, está dangerous el tema.”…

Photobucket

Si salen de noche, es siempre a fiestas privadas o a la Arístides, nunca a la Alameda o a Godoy Cruz, ya no visitan los boliches de Chacras, los cambiaron para amontonarse en Johnnie B, Bendito, PPTH, o el último lavadero maipucino de Marcelo Hugo.

Espero haber sido lo suficientemente claro y haber podido ayudarlo a identificar a esta clase de distinguidos coterráneos. Y como supo rezar otrora el slogan de la tarjeta oficial dela G.C.U. (obviamente American Express) “Pertenecer tiene sus privilegios”. Ante cualquier consulta o inquietud, no dude en preguntar.

También podes leer:
Carrizalotudos

El año pasado escribíamos:
La posta deportiva está aquí

ETIQUETAS: