Pañuelos de colores

Con el tema de los pañuelos de color dando vuelta, me parece que es hora de emitir una opinión bastante personal al respecto, puesto que desde un principio no me siento cómoda tomando partido en…

Disney nos vio la cara

Un día como cualquier otro, en mi ronda matutina de boludeces cibernéticas, me topo con un hashtag en Twitter que decía "#RecuerdosDeDisney". Me llené de recuerdos de cuando era una mendolotudita inocente que podía pasar…

Vendimio lotudos

Como todos los años, empieza la época donde se festeja el esfuerzo de todo el año celebrando a la cosecha por excelencia mendocina, la época de vendimia. La ciudad se viste de globos morados, hojas…

Hablando de los Reyes Magos

Y llegaron los reyes no más. Con todo el calor del verano llega ese día taan esperado por los pequeños seres tan insoportablemente conocidos por niños...y no tanto por los padres. Entre tantas posibles situaciones…

Finales y cambios

Con el fin de año tan cerca todos nos ponemos melancólicos y empezamos a rebobinar el año que se va para el que viene. Bueno, en mi opinión, más que melancólicos, todos dicen: "Me dan…

Molestos de todos los días‏

Todos los días nos encontramos con esa persona que decimos "Ay la puta madre ahí está..." y empezamos con la típica de pararnos a mirar una vidriera de lo que sea fingiendo interés, el celular…

Típicos e insoportables clientes

El laburo frente al público parece algo fácil para el buen comprador que va, compra sus cuestiones, y se retira dejando sana la integridad mental del que atiende y de los que esperan ser atendidos.…

Creencias erradas sobre informáticos

Raza extraña que somos los informáticos. Ante los ojos del usuario común, parecemos salidos directamente de alguna película de la saga Matrix, y podríamos además ser descendientes directos del mismísimo Bill Gates o el difunto…

La moda de las mendolotudas

Cuando se trata de moda no se puede negar que las mujeres somos las primeras en fijarnos en qué se viene, qué está y qué se va también. Compramos mil revistas onda Cosmopolitan, le rompemos…