El Ojo del Escorpión – Final

Los hombres son criaturas inocentes en un mundo de mujeres salvajes. Einstein era más que un científico ermitaño. La cueva en la que vivía era más que un microclima en el que había decidido recluirse.…

El Ojo del Escorpión III

Mireya abrió los ojos y vio demasiada oscuridad a su alrededor. Giró la cabeza y comprobó que era el cuarto de Einstein con las luces veladas. Se sentó sobre la camilla y entornó la cabeza…

El Ojo del Escorpión II

Los espacios clandestinos están por todas partes, a simple vista y, por eso mismo, invisibles. Mireya llegó al 2510 de la calle Alberdi y tocó el portero de la casa, colonial, sencilla pero con sistema…

El Ojo del Escorpión

En la fraternidad la llamaban Mireya. Llegó a su casa pasada la medianoche, dolorida, cansada y asqueada. El lugar no era gran cosa, un dos ambientes escondido al fondo de un callejón lúgubre y sin…

Sarasa Vendimia

Nos encanta, hay que decir la verdad. Pero no sabemos nada de cómo se gesta la que ha pasado a ser en ochenta años, la quinta fiesta a cielo abierto más grande del mundo. Antes,…

Tráfico Central

“¡Soltame, chupapija!”, se oía de una voz masculina, joven. Después, un golpe seco y el silencio. La oscuridad de los ventanales me indicó que faltaba un rato para amanecer. Miré la hora. Tres de la…

Relaciones peligrosas

“Guarda silencio cuando no tengas nada que decir,  cuando la pasión genuina te mueva, di lo que tengas que decir, y dilo caliente” David Herbert Lawrence Al leerla por primera vez me asaltó la duda…

Frutas prohibidas

El cuentito nos lo contaron bien de chiquitos. El escritor nunca habló de manzanas, sólo hizo referencia al fruto del árbol del bien y del mal. No tengo idea por qué los artistas pictóricos decidieron…

Cadáver exquisito

No era un trabajo común. Se relacionaba con gente doliente. También le había tocado tratar con unos cuántos sádicos que querían inhumar rápido a sus muertos para iniciar la sucesión de bienes. Últimamente habían aparecido…