¿Has pensado en el tiempo?

¿Se imaginan si los relojes marcaran el tiempo correcto, el que realmente importa? No es vital saber a que hora llegar a una cita, ni en cuantos minutos salgo del trabajo, ni calcular la hora que despega nuestro vuelo. No, eso no es lo importante.

¿Se imaginan si cada uno tuviéramos en nuestra muñeca un reloj con una cuenta regresiva? Nuestra cuenta regresiva, nuestro tiempo, el que realmente importa.

¿Nos detendríamos en los mismos lugares? ¿Gastaríamos ese tiempo en un trabajo que no nos gusta? ¿Nos quedaríamos mas de lo debido en el lugar incorrecto? ¿Nos aferraríamos a una relación dañina? Tantas preguntas abruman si lo pensamos.

Es como cuando tu equipo de fútbol pierde por un tanto y quedan 5 minutos de juego, es ahí cuando notas que entregan alma y vida por esos 5 minutos, que juegan como si nada mas importara, pero en ese momento siempre vuelven a mi las mismas dudas recurrentes ¿Porque no jugaron todo el juego con esa intensidad? ¿Por qué esa desesperación por ganar el tiempo perdido? Ya es tarde, no hay caso, no saldrá en las noticias que por 5 minutos el equipo fue pleno, lleno de vida, que se entregó por lo que aman, solo leeremos que no dieron lo que debían durante todo el partido y nos lamentaremos.

En la vida pasa lo mismo, nos enredamos en situaciones incomodas sin necesidad, nos postramos en asuntos perdidos, nos arrojamos a trabajos tediosos, perdemos tiempo, perdemos vida.

Tantas veces estuve en una oficina, encerrado en un habitáculo vendiendo horas, horas que desearía vivir de otra manera, no hablo solo de ocio, ni de irresponsabilidades, simplemente vivirlas a mi modo, porque mi reloj sigue cayendo y no hay nada que pueda hacer para detenerlo.

Una vez me preguntaron ¿Qué significa el dinero? Conteste, que en sí mismo el papel no importa, lo que importa es lo que tardaste en conseguirlo, creo que la respuesta es valida para varias preguntas, aunque el costo y el valor no sea lo mismo.

Alguien dijo alguna vez “valora a quien te regale su tiempo, porque te está dando lo mas valioso que tiene”

Tenemos un reloj con una cuenta regresiva, solo que no podemos verlo, lo único que podemos hacer es darnos cuenta y jugar la vida como en esos últimos 5 minutos, plenos, para que la noticia de algún día sea “vivió cada segundo como si fuera el último” No habrá nada que lamentar…

Escrito por Pepe Lui para la sección:

ETIQUETAS: