¿Por que un Mendocino odia Ezeiza?

Voy a hablar en primera persona porque este es el sentimiento de todos los mendocinos con los que me he topado y charlado sobre el tema. Me viene carcomiendo desde hace un tiempo el por que odio tan profundamente el Aeropuerto Ministro Pistarini, entre amigos le decimos Ezeiza.

Primero pensé (suponiendo que tenga la capacidad de hacerlo) que era por que representaba mis viajes que a esta altura del partido, después de tantos años, me los tiene por el piso el temita; pero no. Después podía ser que tenía que viajar desde Mendoza a Aeroparque y después tacho de una hora de aeropuerto a aeropuerto, pero tampoco. En un momento de brillantez le eché la culpa a que los vuelos desde Aeroparque y, bastantes veces desde Ezeiza, salen con atraso, y tampoco fue eso. ¡Ya sé! me dije es por el tema de la seguridad, con esto que no hay un puto radar como la gente, es mas fácil salir por Chile que tienen más tecnología; deducción errónea otra vez.

Pero en este último viaje me dí cuenta el real motivo de odio al edificio aeroportuario, ¡está lleno de porteños! Si señores me ha llevado bastante tiempo pero me dí cuenta que el real motivo de mi tormento son los viajeros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ya he dicho con anterioridad que representan lo peor de la argentinidad, pero como turistas son desagradables.

Para poder llegar a esta conclusión debe saber lo siguiente:

1- Viajar en turista en el resto del mundo se lo paga hasta un estudiante, por lo que no te da derecho para darte aires de hombre de mundo salir del país sentado en la turbina del avión. Los turistas de primera pagan 3000 dólares por el mismo pasaje que vos pagaste 600 en 12 cuotas miserables.

2- Miami es una mierda para tercer mundistas que quieren comprar electrónica mas barata que en la Argentina, y de paso tiene playas ( mucho mas lindas que las nuestras por cierto) pero que no le llegan ni a los talones a las de México por ejemplo, ni hablar del caribe.

3- Por el otro lado está dentro de USA, pero ni los gringos lo consideran dentro del país, necesitan traductor hasta para pedir café, ya que lo hemos llenado (toda America Latina) de inmigrantes ilegales, por lo que no es primer mundo tal vez mundo 1.5 o quizás 2.1

4- Europa vende cultura y los museos no son aburridos, representan de donde venimos, por lo que porteños pedorros garren lo’ libro’ que no muerden. EEUU vende consumismo, y aparentemente estamos más cercanos a ellos que a preocuparnos por educarnos mientras viajamos.

5-Por último USA no se acaba en Orlando hay mas país al norte.

Ya sabiendo esto les relato pequeñas anécdotas solo de este último avión que tomé sino necesitaría dos semanas solo para escribirlo.

Veterana al celular en Ingles horrible – Te llamo por que sos la última persona con la cual quería hablar blablablabla. Y al momento de cortar en porteño básico -Si sho lesh shebo tus saludos a cassa, si no te preocupesh.Te quiero, cuidate.

¿Para que mierda hablaba en inglés en el medio del avión?

Otra pareja llegando a sus asientos atrás (pegaditos a la turbina trasera) ¿Y acá nos mandó a la fila 32? ¿al fondo del avión? ¿pero si teníamos otros asientos antes? pero que mina pelotuda.

A ver, si ya tenías asientos y te los cambiaron es por que lo pediste, en los mostradores no se dedican a complicarle la existencia a la gente, es mas antes de cambiarte el asiento asignado, si se lo pedís te lo preguntan tantas veces que cansan.

Ya llegando, medio avión mientras este no tocaba tierra aún, prendió el celular y empezaron a joder a cuanto conocido tienen y todos mas o menos con el mismo versito

-¿La reunión de hoy a la noche sabes qué? mejor no. Por que vengo shegando de mashami ¿sabes?, divino pero estoy cansado/a

Después llegan a la aduana con un valijón de pelotudeces y encima se preguntan por que hay que pagar los impuestos de importación. Les gritan a los aduaneros (normalmente otros porteños asquerosos, pero de otra subcategoría) para que medio país se entere que compraron mucha electrónica en Mashami, cosa que no les interesa a nadie, salvo a los aduaneros que mientras estos declaman cuanto gastaron , los otros sacan la cuenta de la coima.

Así ya teniendo en claro que es lo que me atormenta seguiré dándole de comer a la hermana (las tarlipes) vecina de Chile y me evito la úlcera.

También podes leer:

¿Te reís de mí?

ETIQUETAS: