A la basura un mes y 3 días por 5 minutos de placer

Voy a contar con mi experiencia personal algo que nos pasa a todas las mujeres… siempre, a veces, o alguna vez. Por despechadas, por indecisas y por no saber decir que no.

Un mes y 3 días, eso fue lo que me duro no pensar en él, y no porque yo no haya querido porque la verdad me salió bastante bien el tratar de olvidarme de él.

Todo empezó un sábado, como ya les dije, hacia un mes y 3 días que no hablábamos nada, que no revisaba su face, que no sabía nada de él, y la verdad lo estaba llevando bastante bien. Eran las 6 de la mañana, yo no había salido y estaba felizmente durmiendo cuando me suena el celular. ¡Era una wsp y era de él! yo no lo podía creer, no sabía si estaba soñando o estaba leyendo mal. Por supuesto, después de un ‘‘¿hola estas dormida?” y un “No nene ¿qué paso?” vino la invitación al telo. En ese momento, me tome mi tiempo para contestar y me puse a pensar lo bien que venía llevando el estar sin el muchachin y lo mal que me podría hacer volver a estar con él solo una noche. Agarre el cel y le conteste “ahora no, no tengo ganas” a lo que me respondió “¿y más tarde?”.

¿Que podría hacer yo ahí? nada más que sacar mi despechada de adentro “ni ahora, ni más tarde, no vamos a ir nunca más porque me hace mal”… ¿Saben cuál fue su patética y asquerosa respuesta? “Ok, vos te lo perdes, después no me llames”.

Oseaaaaaa, hello, ¿wtf?, ¿Quién te crees? Pero por vafoooor, no te voy a llamar nunca más en mi asquerosa vida querido, dalo por hecho y me dispuse a seguir durmiendo, aunque debo confesarlo, ya no era felizmente, algo me había afectado.

Ese día me levante a eso de las 15:00, algo estaba mal en mí. Después de almorzar, agarre el cel y vi que tenía varios wsp, cuando los abrí, nuevamente, había uno de él, “No te hagas la rica, te busco a las 17 ¿y vamos al telo?”, yo con mi alma ya hecha pedazos, y mi nivel de despecho por las nubes le dije que sí.  Pobre tonta.

Corrí a bañarme, cambiarme, me pinte, me perfume, gracias a dios y a todos los santos estaba depiladísima. Eran las 17:10 y  vi por la ventana su auto, salí rapidísimo, me subí, lo mire e instantáneamente el loco amor volvió a mí. Adiós 33 días sin hablarle, adiós orgullo, adiós dignidad.

Llegamos al telo mendocino bien conocido por sus promociones, pedimos habitación, estacionamos el auto y entramos al cuartito. Él a full, yo peor que él, nos mandamos increíble previa, hacia muuuucho calor, estábamos desatados, todo indicaba que iba a ser el mejor sexo de mi vida… pero no. El universo conspiro contra mí y el muchacho acabo en 5 minutos. ¿Posta? yo no lo podía creer, jamás en la vida nos había pasado esto.

Ya desilusionados, el re idiota, yo con hambre de sexo, decidimos irnos a la mierda. Me dejo en mi casa y se fue. Yo tenía ganas de que me tragara la tierra, y no porque sea una atorranta que no tuvo un buen garche, sino porque había roto mi promesa de no hablarle más, y la rompí solo para tener 5 minutos de placer.

En fin, empieza nuevamente la promesa y la cuenta, ya llevo 10 días y por las dudas lo bloquee del wsp.

ETIQUETAS: