Crónicas de un mendolotudo: viajes largos

Con sus zapatillas rojas, el Mendolotudo sale del trabajo, camina tranquilo por la San Martin, dobla por Alem, va hacia la terminal, se va unos días a Tupungato a ver a unos parientes.

Compra su pasaje, sale a las 8 a.m. del otro día.

Vuelve a su casa para preparar sus cosas:

-Unos sexis boxers mendolotudos,
-Un par de mudas de ropas,
-Medias,
-Auriculares,
-Un libro,
-Una Coca-Cola,
-Un paquete de galletas sonrisas para borrar la cara de cul* del viaje,
-Un paquete de puchos.

Y no olvidemos el marcador negro (todos saben para qué, si no lo saben solo pregunten que alguien les va a explicar)

Tiene todo listo.

Cena, se pone a ver una película de Stallone, esas de tiros, de las que le gustan a él.

A la mañana se levanta tarde, 7:48 a.m., se viste, busca el bolso y sale rajando.

El 64 se demora, el Mendolotudo es un tipo ansioso, no quiere llegar tarde y el bondi no viene. Está inquieto, es estresante pensar que se va a perder el viaje. Pónganse en su lugar y díganme qué harían.

Por el final de la calle se ve un bondi del grupo 6.

– Ojalá sea el 64. -piensa el Mendolotudo.

Para su suerte lo es, sube rápido pero el colectivo avanza a paso de abuelita renga.

Se baja en la terminal y corre hacia la plataforma N°13.

EL COLECTIVO ACABA DE SALIR

-¡Mierdolotuda suerte! – grita.

Nervioso el Mendolotudo mira a su alrededor, ve que su colectivo se dirige hacia la salida que da al acceso.

Tiene 2 opciones:Echar otra puteada, lamentarse e ir a preguntar si le pueden cambiar su boleto por otro que salga más tarde o realizar una maratón haciendo parkour, como en las pelis, a través de la terminal e interceptar a su colectivo, gritándole al chofer que se detenga.

El Mendolotudo comienza la correteada al colectivo, la gente observa su valentía al intentar de forma inútilalcanzar el colectivo.

Al ver que la opción dos no funcionó vuelve a la primera.

Puteando, va caminando a reclamar que el colectivo se fue sin él.

Se dirige al box donde compró el pasaje que por suerte está siendo atendido por un flaco que lo vio corriendo para alcanzar el colectivo.

– Hola, quería saber si era posible…

– ¿Cambiar el pasaje, verdad? Lo vi corriendo el colectivo.- Interrumpiendo le pregunta el flaco del box

– ¿Lo dice enserio?- Pregunta casi sin creerlo el Mendolotudo.

– Claro, vamos a hacernos los boludos, le voy a hacer la gamba ¿Quiere?

– Bueno, muchas gracias.

– Pero… por unos pesos.

Al Mendolotudo ya le parecía mucha suerte así que casi sin pensarlo le tira 50 pesos.

– Bien, acá esta, el colectivo sale a las 10hs, trate de no corretearlo.

Con risa sarcástica –Ja JaJa, que gracioso- se va caminando -pedazo de infeliz- dice por lo bajo.

Se toma un café con un par de medialunas mientras lee su libro y espera que sea la hora de partir.

El colectivo se aproxima a la plataforma y el Mendolotudo es el primero en subir.

Arranca y comienza el verdadero viaje.

Busca sus auriculares, no los encuentra, seguro se le cayeron cuando correteó al otro colectivo, entonces busca su libro, se lo olvido en el café.

– ¡Me cag* en la [email protected] madre!- Respira y trata de calmarse.

Todos lo miran como si él fuera un loco (que ya sabemos que lo es).

– ¿Estás bien?- le pregunta una chica que está sentada detrás de él.

– Sí, perdón, es que se me perdieron los auriculares y me olvidé un libro en la terminal. – Le responde con enojo.

– Yo me olvide la billetera, así que viajo sin plata.- le comenta -No es nada grave, solo son un par de cosas.

Una señora que está al lado de la chica interrumpe y agrega –Yo deje el regalo de mi nieto en mi casa.

– Creo que todos nos hemos olvidado algo- le dice la chica al Mendolotudo.

El Mendolotudo, lachica y la señora que agrega solo cosas sobre su nietose la pasan hablando casi todo el viaje, haciendo del viaje más corto y más divertido.

En resumen, ¿Cómo creen que se conoce la gente? Siempre está bueno llevar algo para escuchar música o para leer en viajes largos pero esta mas copado cuando conoces gente en el camino. Aunque si se te perdieron los auriculares o un libro es flor de bajón.

ETIQUETAS: