Quiero botas para Reyes

  •  
  •  
  •  
  • 30
  •  
  •  
    30
    Shares

Me cansé de ver mujeres asesinadas en el noticiero, me cansé de ver mujeres maltratadas, humilladas y sufriendo.

Me cansé de ver hombres que no son hombres, que abusan, que matan y lo que más odio me provoca es que no pagan lo que deberían pagar.

Voy a dejar mis zapatos, agua, pasto y mucha ilusión en el patio de casa y voy a pedir algo que no creo que sea posible pero lo intentaré, quiero botas, que ajusten tanto tanto donde sea necesario pero que sean cómodas a la vez, para poder caminar tranquilamente por cualquier lado y a cualquier hora en paz. Por eso deben ser unas botas nuevas, no de las viejas. Porque ya hemos probado alternativas y el rumbo sigue cada más chueco.

Me cansé de los defensores de los derechos humanos que no son humanos ni mierda,  que defienden a un hijo de puta y del otro lado se desentienden no sólo de la víctima sino también de sus familiares, amigos, vecinos, maestros, que sufren tanto dolor como si también fueran humanos ¿quién lo diría no?

Me cansé de abogados que recomiendan  permanecer en silencio a los verdaderos culpables y dejar que los buenos se encarguen de encontrar pruebas que los incriminen si son «tan buenos», me cansé de abogados que ponen piedras en el camino, que hacen de una injusticia un chicle demasiado elástico y extenso para la justicia y que con el tiempo en este país termine siendo para su cliente un dulce caramelito.

Me cansé de algunos policías, porque son tan maliciosos como un delincuente, ya sea por falta de vocación, falta de entrenamiento o peor aún, por falta de corazón y al terminan tristemente siendo parte de este circo.

Me cansé de los políticos, que sólo buscan llenar sus bolsillos, acomodar a sus familiares y vivir la vida loca. Me cansé de ver legisladores que tienen más asesores que el promedio del personal completo de una PyME, cobrando incluso el ítem de desarraigo cuando hace meses que se rascan las bolas desde la comodidad de sus hogares.

Me cansé de gremialistas que viven en mansiones rodeados de lujos, predicando igualdad social y viviendo a costillas de los que realmente trabajan.

Me cansé de ver colas en los bancos de gente que no aporta, que vive de arriba y se benefician del que se rompe el culo todos los días de su vida.

Me cansé de ver maestros mal pagos que trabajan hasta la madrugada en sus casas realizando tareas para sus alumnos cuando hay barras bravas con cargos políticos cobrando tremendos sueldos pagados por nosotros sentados frente a una computadora besando las tetas de una mujer en horario de trabajo.

Podría estar todo el día nombrando cosas que ya no soporto, situaciones que la gente buena no se merece, pero aunque mi pedido a Los Reyes Magos sea sincero y necesario, tengo algo de temor a que se me conceda.

Me dice mi amigo el Negro:

– Todo el mundo critica, hacerlo es fácil. ¿Pero es más necesaria una solución no?

– Verdad Negro, le digo. Pero así como vamos, la solución para mí, es botas nuevas, no hay otra.

ETIQUETAS: