Cuando es tan ciega la ciudad que no nos vemos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Creí verte cruzar la calle apurada, con tus libros de Cortazar y tu cuaderno rojo, pero al doblar la esquina desapareciste, o quizás sólo fue mi imaginación. Camino las calles como un loco, devorando recuerdos y buscándote en cada calle, en cada esquina, o tal vez esperando el tren, distraída, tarareando una canción de Serú Giran.

Me pareció verte entrar al pasaje San Martín, y cruce la calle corriendo para no dejarte ir, pero cuando entre no estabas más, y me encontré con un pasillo desierto y el grito de tu nombre atragantado.

Cruce a la librería de calle San Martín, y recorrí los estantes con la esperanza de verte hojear alguno de los libros que amabas leer y nunca comprabas. Pero no estabas ahí, con tu sonrisa pintada y tus ojos de acuarela, y me fui sin saber donde buscarte.

Caminé unas cuadras y me senté en un café, ese de la calle 9 de julio al que solíamos ir esas tardes frías, y nos quedábamos horas tomando café y buscándole parecidos a la gente con actores de cine, o discutiendo sobre la mejor película de Woody Allen, hasta que nos echaban por reírnos a carcajadas y nos íbamos avergonzados pero felices.

Fui hasta plaza España, y te busqué, pero no estabas tirada en el pasto, ni sentada en un columpio como solías hacer, ni tomando mate en los bancos. Deseaba tanto que aparecieras y jugaras a taparme los ojos y preguntar quien eras, juego que hacíamos siempre y nunca nos cansábamos de repetir.

Camine por Montevideo y te vi llegar al paseo Mitre. Corrí a tu lado con el corazón acelerado, y al llegar caí en la cuenta de que no eras vos, y que las ganas de verte, o quizás el reflejo del sol, me hicieron creer que te encontraba por fin.

Necesito saber donde te escondes, pregunte a todo el mundo por vos, busqué en cada calle, en cada esquina y ya empiezo a pensar que te he imaginado desde el principio. Demoré mi viaje a casa, sólo para ir tras tus recuerdos, pedazos de vos que te mantienen viva en mi, que me hacen creer que no te fuiste para siempre.

Banner Pie de nota copia

ETIQUETAS: