El baño: todo lo que necesitas saber

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No he sacado realmente el cálculo de cuánto tiempo pasamos en el baño, pero si he hecho observaciones de toda índole, para que estemos siempre preparados a la hora de abrir esa puerta.     

El baño es uno de los únicos ambientes en el mundo que nos conoce en bolas, que nos espía cuando nos lavamos las partes íntimas, que se banca la orquesta de pedorreras, etc., etc.

Es por eso que necesitamos conocer a fondo nuestro baño y como desenvolvern0os en el mismo.

Comencemos con lo básico:

Dos seres que habitan 

La archiconocida “mosca de la humedad”.  Puede ser que por ahí se cuele una mosca común o una cucaracha, quizás una araña, pero estas son las mas fieles. Las encontrarás en la ducha o pululando por ahí.

Si las aplastas dejan una mancha polvorienta en la pared (hacé la prueba). 

Los hongos de la ducha. Desagradable para la vista, pero con un poco de imaginación y equilibrio podes pisarlos y patinar en la bañera al mejor estilo Travolta en Fiebre de Sábado por la ducha, súper resbalosos.

Tips para vivir mejor

1) Si te cepillas los dientes: llevá siempre un vasito para enjuagarte la boca, no le hagas petes a la canilla del lavamanos

2) Si vas a orinar:

Mujer: Vos sentate  y hacé lo que sabés hacer.

Hombre: Jugá a la puntería y sacudila para todos lados, siempre dentro de los parámetros del inodoro. Intentá borrar la frenada de bicicleta que dejo el visitante anterior con la misma presión de tu orina

3) Si vas a lo segundo, IMPORTANTE:

  • Fijate si hay papel. Esta esta regla es la piedra angular a la hora de defecar. En caso de que te des cuenta que no hay papel y ya vas por la mitad del camino, además de joderte tenés tres opciones:

Opción uno: sacrificar una media

Opción dos: buscar retazos limpios de papel en la cesta de la basura esquivando con las manos el micro mundo que ahí vive.

Opción tres: ducharte

  • Llevate siempre algo para leer. Si te olvidaste tenés el desodorante de ambientes para analizar los títulos que les ponen, algunos son increíbles. “Brisa de la cumbres”, se te hielan las pelotas de solo leerlo, o también tenemos “Secretos del bosque”. Sin comentarios.
  • Cuando alguien intente entrar no digas “ocupado”. Te escrachás, ya todos sabrán quien fue el que dejó apestado el lugar.
  • Si no tenés llave trabá la puerta con el secador de piso o con la sopapa. Nunca falta el gil que abre la puerta sin golpear y te encuentra con los pantalones bajos y vulnerable, encima recién ahí te alarmas y pegás el portazo (mejor prevenir que curar)
  • Al tirar de la cadena, quedate 20 segundos más mirando, la mayoría de las veces restos que despediste te extrañan y se pegan la vuelta, para horror del visitante siguiente.

En la ducha

De 0 a 3 años: te bañan

De 4 a 13 años: Jugá hasta cansarte en la ducha con lo que encuentres a mano y hasta que te queden las manos arrugadas (esto último muy importante) o hasta que te acabes el agua caliente y te saquen de las orejas.

De 14 a 21: la etapa experimental. Te medís el pitito, te mirás el volumen de las tetas, cantás, te contás los pendejos, llorás por la mina que no te dio bola, etc.

De 22 a 60: es la etapa reflexiva. Planteás, pensás, te preocupás por las deudas, porque ya no rendías como antes en lo sexual. Es la parte aburrida de la cuestión, excepto, claro,  que lo compartas con tu pareja y aproveches para hacer cochinadas haciendo el momento más ameno.

De 61 a 100: ídem 0 a 3

Favor de imprimir esta nota y guardarla en su billetera y/o cartera para usar cuando sea necesario

Escrito por Gusty Olivares para la sección

También podes leer:
Horóscopo de la semana por “El Yoel”

El año pasado escribíamos:
La sabiduría semanal de Fernando inunda el Mendolotudo con sus aforismos

ETIQUETAS: