En mis versos te llevo, Un nuevo amanecer

bb

Querido Amor Mío. ¿Cómo estás? ¿Cómo estuvo tu día? Espero que el frío no haya calado tus huesos y que la jornada laboral haya sido algo amena.

Por aquí…bien. Aseguro te sorprende recibir esto de mi puño y letra y es justamente esa razón por la que lo hago, quiero enviarte mi puño, mi letra, mi todo.

La distancia de estos meses está resultando fatal. Sabemos ambos que tu gran esfuerzo es por la familia, por nuestras bellas hijas. ¿Qué ellas cómo están?…bien. Te echan de menos, pero saben de tu lucha y nos acompañamos mucho.

Hoy comenzó la semana. El noticiero lo mismo que ayer y yo…extrañándote. Mi piel añora tu contacto, mis brazos tocan el aire y mis besos…te los envío con el viento.

Sobre la pregunta que me hiciste hace unos días, la respuesta es sí.

Te amo. Te sigo compañero mío. Te amo y te elijo.

Sabemos los dos que este gran esfuerzo es por la bendita educación que añoramos darle a nuestras hijas.

Sabemos ambos que este gran esfuerzo es por lograr nuestro techo propio. ¿Qué más da en dónde sea? Si el cielo es el mismo, si el sol brillará igual, o incluso más reflejado en tus ojos.

Qué más da querido amor mío, si mi vida cambio por estar contigo.

Escucho tus dudas, que se hacen eco las mías.

¿Qué cómo lo tomaron las niñas? Creo que los grandes matetes son sólo nuestros. Ellas…ellas quieren a papá.

Argentina nos verá volver. Esta hermosa cuna de miel y cebolla nos verá volver.

Que Argentina no llore nuestra ausencia, ¡No llores Madre mía!

Querido Amor Mío. Me detengo. Espero ansiosa tu llegada, para juntos partir a la deriva.

ETIQUETAS: