La naturaleza de un verdadero Mendolotudo

.

Esta reflexión empezó, recuerdo, como discusión de sobremesa dominguera con mi suegro. Y se podría decir que quizás fué el comienzo de la idealización que hoy se hace realidad: El Mendolotudo.


Tito, mi querido suegro, (si, dije querido, porque lo quiero, me cae bien el viejo, además me empomo a su hija, es lo menos que puedo sentir hacia él), comenzó a tratar de mostrarme que el argentino tiene esa inteligencia criolla que lo distingue del resto de la población mundial. Y asi como tiene este don, también tiene lo contrario: la estupidez.

Obviamente que defendí mi postura de «no soy ningún estúpido», pero rápidamente Tito me dijo:

-No nene, yo no dije que lo fueras, y tampoco digo que el argentino lo sea, pero cuando todos tenemos nuestro momento de derrapar, lo hacemos con marca registrada.

Luego, ya hilando mas fino, discutimos sobre las diferencias del mendocino promedio y el resto de los argentinos del mismo nivel. Y es ahí cuando llegamos a la conclusión:

-Yo creo Don Tito, y con todo respeto, que Ud. es un boludo más del montón mendocino.

-Y qué? – me respindió – acaso vos no pertenecés a esta provincia?

-Si -le dije-

-Bueno, entonces pertenecés al montón de mendocinos que alguna vez hizo alguna pelotudez.

-No, no; yo no Don Tito.

-Entonces que sos?

-Como dice Ud., tengo mis momentos de boludés, de re pelotudéz, pero es solo mía.

-Y bueno nene, vos sos mas pelotudo que yo porque lo admitís.

-Por? Conozco a varios que admiten su pelotudez.

-Ves, entonces no es solo tuya, la compartís.

-No no, se equivoca nuevamente señor Tito, mi pelotudez no es como cualquiera, la mía es Mendopelotudez.

Hubo un momento de silencio. Tito tomó su pipa. Buscó su Zipo, y comenzó a pitar.

-A ver nene, como es eso de la Mendopelotudez?

Increíblemente había acaparado toda su atención, me sentía muy seguro cosa que no es muy común en mi.

-Bueno, es simple. tenemos dos tipos de Mendolotudos…

-Para! para!… ¿No era Mendopelotudo?

-Bueno.. para abreviar.

-Ok. seguí pibe.

-Como le decía, tenemos dos tipos de Mendolotudos, los que lo admiten y los que no. La persona que admite ser Mendolotuda, pueden ser considerados como humildes, de bajo perfil, sinceros, o buena gente porqué no. Inclusive puede ser totalemente exitoso, y sin embargo es Mendolotuda porque su naturaleza así lo indica. Incluso, aquella gente que pudiera ser no Mendolotuda y así lo expresara, ya pasaría a serlo, porque ya está admitiendo que no lo es, entonces se le diría: «Andá!, que no vas a ser vos un Mendolotudo» debido a que ese Mendolotudo no se considera Mendolotudo. Pero caso contrario que sí se considerase Mendolotudo y no lo fuese, automáticamente pasa a ser un nuevo Mendolotudo por el solo hecho de autodenominarse Mendolotudo.

-Está bien, aunque quedé algo perdido. Pará que subo al párrafo anterior y lo leo de nuevo.

-Listo nene, ya lo entendí, ¿Y que pasa si una persona que para nosotros es Mendolotuda, tiene derecho a considerarse no Mendolotuda?

-Puede darse al revez y que uno mismo no se considere Mendolotudo y sin embargo ser un Mendolotudo que no admite ser Mendolotudo. Acá es donde mucho tiene que ver la opinión. Se puede ser un Mendolotudo nato,  pero a la vista de otros no lo sos y viceversa, se puede ser un vivo bárbaro y a la vista sos un Mendolotudo pero igual dá lo mismo ya que la otra teoria dice que todas las personas somos Mendolotudas, o sea, que nos las pasamos diciendo y haciendo Mendolotudeces y no tendráamos que tomarnos las cosas en serio pero.. .¿que es Mendolotudez y que no? Es ahi cuando se arma una paradoja.

-Que interesante… seguí seguí…

-Bueno, la paradoja del Mendolotudo dice: Todas las personas son Mendolotudas, si es verdad, él es Mendolotudo, asi que es una Mendolotudez, por lo tanto,las personas no son Mendolotudas (Lo que es verdad termina siendo una Mendolotudez). Ahora bien; si es falso que las personas son Mendolotudas, entonces las personas no dicen Mendolotudeces, por lo tanto,las personas son Mendolotudas. (La Mendolotudez termina siendo verdad).

-Guau! me has dejado con la boca abierta… entonces a ver si entendí, tu teoría dice que las personas son Mendolotudas con el simple hecho de admitirlo… pero… ¿la opinion ajena influye? ¿somos Mendolotudos por naturaleza?

-La verdad de la milanesa es que no se puede no ser Mendolotudo. Porque podés ser una persona no Mendolotuda, pero si ser considerada Mendolotuda asi que no puede importar si lo admite o no y pode ser considerado como un «no Mendolotudo» pero considerarte Mendolotudo. Entonces ¿el Mendolotudo no es Mendolotudo y el que no lo es resulta serlo?

-No sé che… ¿Que conclusión sacás vos?

-Yo creo que fui bastante Mendolotudo al explicarle todo esto basandome en una Mendolotudez suya y si lo escribo y lo leen tal vez varios se consideren Mendolotudos con el simple hecho de haberlo leido hasta el final pero sigo firme en mi posicion. Si no admitis ser Mendolotudo, no lo sos…(aunque lo seas).

Y es ahí cuando al viejo le entraron ganas de cagar, y Marilú bajaba de su cuarto lista para irnos al parque; conjunción tal que  provocó el fin de tal charla.

ETIQUETAS: