Las 8 cosas que odiamos de Facebook

1 – Incoherencia de Likes

Todos hemos visto en más de una oportunidad una injusticia plena sobre la cantidad de likes que tal o cual estado recibe a diario.

Justo ese día te levantaste inspirado y mientras estás con el primer saludo al inhodoro de la mañana, justo ahí se te ocurre una frase diga de Mahatma Gandhi, o Jorge Luis Borges. Entonces agarrás el celular y lo mandás.

Completás tu aseo, te vas a la oficina y antes de arrancar verificás a ver cuántos likes tiene ese glorioso estado. ¿100? ¿200 quizás? Pero no. Solamente tiene uno y es de tu vieja seguido de un amigo que te comentó “gay”.

Y justo debajo ves que tu vecina, de 19 años que está más buena que el retiro de Marcelo Araujo, pone “Despertando” con un total de 89 likes, 23 comentarios y 15 compartidos.

Te calentás, eliminás tu frase y a los 5 minutos te llama tu vieja preguntando si estaba todo bien.

2 – El Visto

Acá no me voy a explayar mucho, porque es obvio que a nadie le gusta que lo ignoren. Y menos enterarse. Y menos que te lo nieguen.

Podés estar conviviendo con personas que son una mierda, pero a veces es mejor no enterarse.

3 – Imágenes de animales mutilados

Generalmente primerean estas acciones chicas cuyos corazones son tan grandes que no alcanza su bello cuerpecito para contenerlo, entonces comparten ese sentimiento humanitario animalístico con todos sus contactos de Facebook.

¿Y cómo lo hacen? ¿Subiendo alguna foto de una gatito tocando el piano? No. ¿Alguna que otra liebre feliz saltando por las calles de La Vacherie? Tampoco. Lo hacen subiendo la foto de un choco que confundió un miguelito con una salchicha entonces le falta medio hocico. O quizás de un gato que tuvo la mala suerte de cruzarse con un dueño con algunos jugadores menos y quiso amputarle una pata con algún Tramontina oxidado. O quizás ese pitbull que le tocó pelear con otro en alguna pelea clandestina y terminó más lastimado que el chabón de “500 días con Summer”.

Yo entiendo que son una bosta de personas quienes hacen esto, pero porfa, dejen de publicar esas fotos. Mejor publiquen la de los responsables así si los vemos en la calle los escupimos. Desde el auto. Mientras ellos caminan. Lento. Por una subida.

4 – Invitaciones a juegos

Me cago en el desarrollador que tuvo la fabulosa idea de viralizar las aplicaciones jugables de Facebook mediante notificaciones.

Y más me cago cuando se ponen de acuerdo para romperla con un juego específico en algún tiempo determinado, logrando cosas como:

– Desde Jun 2012 hasta Nov 2012 2.095.001 invitaciones para Farm Ville
– Desde Dic 2012 hasta Feb 2013 4.103.853 invitaciones para Criminal Case
– Desde Mar 2013 hasta Ago 2013 3.582.068.852 invitaciones para Candy Crush

5 – Lástima

Demostrar lástima es caer muy bajo. Y demostrar lástima por Facebook es caer en un abismo infinito de vergüenza ajena.

¿Por qué algunas chicas que están más fuerte que aliento de empleado público suben una foto que parte la tierra con frases como “¿Por qué me veo tan fea?” o “Ya sé que no soy linda, simplemente nací así” y cosas por el estilo, con el simple objetivo de recibir halagos para levantarle el ánimo.

Tampoco falta el que sube algún estado con extractos de canciones más tristes que llegar del boliche y no tener nada en la heladera para morfar, intentando buscar un halo de felicidad al ver las reacciones de sus contactos frente a tal exposición.

Lamentable.

6 – Virus

Acá no sé si me jode más los virus o que haya gente que crea, fehacientemente y de manera reiterada que puede descubrir quién vio su perfil. O que en serio crea que puede cambiar el color de su Facebook. O que haya entrado como trompada cuando leyó que podía personalizar el fondo con alguna imagen o wallpaper de Justin Bieber.

Chicos, en serio, posta, se los prometo, con una mano en el corazón, todas estas cosas no pasan nunca.

7 – Invitaciones a grupos

Siempre tuve dudas en mi vida, pero las principales rondan en… ¿cómo puede creer alguien que me puede interesar entrar a un grupo cuyo nombre es «Convirtamos el festival del chancho lampiño y la alcachofa fermentada en el más importante de Mendoza!!!” donde alguna localidad que quería llamar la atención decidió armar esta fiesta y seguramente la hija del intendente le dijo que en Facebook está la posta.

O “Fan Club de Los Teterés de la Calle Empinada”, típica bandita de barrio que recién empieza y ellos mismos se crean su primer grupo de seguidores.

O “Yo también nací en los 80´s!!!” donde no paran de aclamar que vivieron la vuelta de la democracia, un Argentina campeón mundial, el 1 a 1, fotos de la serie Amigovios, algunos juegos del Family Game y mil cosas más que nadie se acuerda por la escasa edad.

8 – Fotos

Este punto lo dejé para el final porque quiero enumerar bien qué tipo de fotos son las que le joden a la mayoría de los usuarios:

Puesto 5: entrada recital: hasta el recital del Indio esto no me jodía. Hasta el recital del Indio.
Puesto 4: el auto: gracias, por tu foto ahora puedo tildar una de las cosas más importante que necesitaba saber sobre tu vida.
Puesto 3: foto demostrando tu momento de relax: ¿en serio creen que garpa una foto mostrando unos pies inmundos sobre la playa / hamaca / sillón?
Puesto 2: foto de lo que vas a comer, lo que estás comiendo o lo que vas a comer.
Puesto 1: la autofoto (sobre todo si es en el baño).

ETIQUETAS: