Los cuentos que Diem Carpé nos cuenta: Por Ella

Es cierto lo que dicen,  cuando una persona lograr entrar al corazón de un escritor. Esa persona vivirá por siempre. Pues dicho escritor sabrá inmortalizar al habitante de su corazón a través de las letras.

Es totalmente cierto.

Hoy estoy cumpliendo con mi objetivo movido por una fuerza superior a cualquier otra. Me encuentro deslizando el lápiz por ella y sólo por ella.

No pienso compararme con los grandes maestros de la literatura, pero no me equivoco cuando digo que las más grandes obras del hombre, fueron escritas por amor.

La intención de mis palabras hoy, no llevan la intención de entretener. Hoy mi texto tal vez sea la desnudez que mis labios visten. Hoy este texto es la verdad a la mentira de no poder hablar.

Pero más que nada hoy, y tal vez sólo por hoy,  mis letras sean por ella y nadas más que por ella.

Por ella; porque en la distancia tan corta y a la vez inmensa, no puedo dejar de pensarla.

Por ella; porque cada sílaba que pronunció, será para mí el tesoro más preciado.

Por ella; porque sin ella, me hubiese quedado estancado en la desdicha de moverme con el viento, sin saber adónde ir.

Por ella; ilusionista ilusionada, que me dejó apreciar el mundo en sus nimiedades y asombrarme con las cosas más sencillas.

Por ella, y por su luz en su fe inquebrantable hacia un mundo a la deriva.

Por ella, por esas lágrimas que destrozaban el corazón de mil querubines al caer.

Por ella, la de los ojos chispeantes bañados en sol y nubes.

Por ella, y por lo que era ella conmigo.

Por ella.

Y por nadie más.

Que viajen estas letras al corazón de todo el que amó y perdió, y que sirvan de guía para aquellos que aún aman.  Que sean estas letras un móvil de sentimientos para poder llegar a esa persona amada y decirle: «Estoy aquí; riendo si te encuentras feliz y llorando en tu tristeza. Estoy aquí por vos.»

Yo estoy aquí…por ella.

ETIQUETAS: